La espera media para una operación de Traumatología alcanza los 80 días

Entrada de acceso a las instalaciones del Santiago Apóstol. /A. G.
Entrada de acceso a las instalaciones del Santiago Apóstol. / A. G.

Los pacientes mirandeses tardan64 jornadas en pasar por quirófano una vez que son incluidos en las listas del Santiago Apóstol

CRISTINA ORTIZ

El Santiago Apóstol arranca el año mejorando sus ratios y se acerca, hasta casi igualar, la media regional en el tiempo de espera para pasar por el quirófano. En la ciudad, los pacientes tardan 64 días en ser llamados para ser operados, un día más que en el cómputo global de Castilla y León, donde la demora es de 63. Hay una jornada de diferente, frente a las cuatro con las que acabó el balance del pasado ejercicio.

Entonces en Miranda, la espera se situaba en 69 días, pero solo un trimestre antes, en agosto ese número alcanzaba los 79. En estos momentos el dato coincide exactamente con el registrado al acabar 2017, cuando la estadística elaborada por Sanidad Castilla y León fijaba la espera en 64 días. Pero justo hace un año, era de 62, dos menos que ahora.

Moderada ha sido también la evolución en lo que se refiere al número de pacientes que están esperando una operación. Marzo concluyó con 505 personas pendientes de pasar por el quirófano en el Santiago Apóstol, total que hace un año era de 526. Son una veintena menos.

De ellos, casi la mitad, hasta 226, que suponen el 44,7%, están pendientes de una intervención relacionada con Traumatología, especialidad que se encarga de elevar el tiempo de espera, al superar notablemente la demora media del centro. En ese área los días que se tarda en ser llamado pasan a ser de 80, hasta 16 más que el cómputo general. Éste área ha empeorado notablemente su situación en los últimos doce meses, ya que en marzo de 2018 se tardaba 62 días en ser llamado.

Entonces estaba justo en la media y ahora es la única que la supera. De todos los que figuran en ese apartado hay 6 que llevan más de medio año pendientes de una intervención, otros 69 llevan entre 3 y 6 meses, y los otros 151, se incorporaron hace menos de 90 días.

La segunda especialidad con mayor tiempo de espera no alcanza esas 64 jornadas de media en el hospital comarcal. Se trata de Cirugía General y de Aparato Digestivo, en la que los pacientes tardan 60 días en ser llamados. Eso sí, son 12 más que hace justo un año. Marzo de 2018 acabo con 48 en la estadística regional. Son 96 personas las que en estos momentos integran un listado en el que al concluir el trimestre 73 llevaban esperando menos de tres meses y los otros 23 restantes entre 90 y 180 días.

Le sigue en la lista, con el tercer puesto, Oftalmología, área que tiene inscritas a 115 personas, con una espera media de 55 días. De ellos, la mayoría, hasta 104, llevan menos de tres meses en espera de entrar a quirófano. Los otros 11 han superado ese plazo pero llevan menos de 6. Se trata de la especialidad que ha experimentado un mayor cambio en la comparativa interanual, ya que al acabar marzo de 2018 la demora media era de 83 días, la más alta de todas. Situación en la que tuvo mucho que ver el hecho de que la plantilla tuviera vacantes dos plazas de especialista en esa materia.

Los pacientes que esperan para ser sometidos a una operación en otras áreas médicas son muchos menos en el caso del Santiago Apóstol. Concretamente, en la lista de Urología figuran 29 varones –todos llevaban menos de 90 días esperando–. La media es de 28 días, en este caso. Hace un años era de 23 y había 24 pacientes.

Algo más hay que esperar en Otorrinolaringología, donde la demora es de 45 días. Es lo que les toca esperar a los 26 pacientes que hay en esa lista, aunque uno de ellos se incorporó a la misma hace más de tres meses. Hace un año había 20 personas, en total, y la demora de una jornada más. La tabla en el Santiago Apóstol se completa con la situación de Ginecología, que cerró el trimestre con 13 pacientes en lista y un tiempo medio de espera de 31 días. La misma que hace un año, cuando en el total había una mujer más.