Un ermitaño con mucho color

El autor explicó por videoconferencia su trabajo. /Avelino Gómez
El autor explicó por videoconferencia su trabajo. / Avelino Gómez

El murciano Rubén Lucas se adjudica el certamen del cartel de San Juan del Monte

CRISTINA ORTIZ

El Ermitaño se enfunda en un hábito lleno de color para sumarse a las celebraciones de las fiestas y de los cien años de la Cofradía de San Juan del Monte, así como desear '. ¡Feliz Centenario!' a todos los sanjuaneros. Ese es el título del original presentado por Rubén Lucas, ganador del concurso del cartel anunciador de este año, que repite galardón en un certamen en el que también logró el primer premio en 2016.

En esta ocasión, tal y como el mismo explicó por videoconferencia, buscó «hacer un pequeño guiño al centenario, aunque fuera un poco más arriesgado porque a lo mejor se salía de lo de otros años y no encajaba». Pero precisamente el hecho de ser «rompedor y utilizar técnicas más novedosas» fue lo que valoró el jurado, tal y como explicó el presidente de la Cofradía, Álvaro de Gracia.

La imagen, sobre un fondo blanco, se completa con un pequeño regalo que parece recibir el Ermitaño y una tarta con el número 100 colocada dentro del kiosco de música.

El hecho de no conocer la fiesta en primera persona y de haberla visto solo a través de vídeos hizo que dudara algo más, pero finalmente decidió arriesgar y ha ganado. Un premio de 600 euros en metálico, además de un imagen del Ermitaño, que ya dejó claro que va a dedicar en parte a viajar el próximo año a Miranda a disfrutar de San Juan.

El segundo premio, a tan solo un punto del ganador, ha recaído en el trabajo realizado por Naikari Díaz Miguel, natural de Fuenterrabía pero afincada en Miranda hace varios meses y con raíces en la ciudad, lo que le ha llevado a vivir la fiesta desde dentro en varias ocasiones. Vivencia que está convencida de que le ha ayudado a realizar un trabajo en el que, para su elaboración, optó por echar la vista atrás y ver qué se hacía en la gráfica del cine y la cartelería hace un siglo para tratar de captar esa esencia y traerla hasta hoy;buscando enlazar con ese homenaje al centenario de la Cofradía. Las nuevas tecnologías aparecieron en el tratamiento, un trabajo digital.

Su trabajo, que lleva por título 'Todos juntos apasionadamente', muestra a varios blusas alrededor del Bombo, tirando de la cuerda que le saca de las aguas del Ebro. Y lo hace con una composición llena de colorido y en la que los Blusas se llevan buena parte del protagonismo. Algo totalmente buscado.

«Me costó bastante ir juntando los elementos pero la idea la tenía bastante clara. Trabajé mucho la composición», explicó ayer en la sede de la entidad cofrade.

Le interesaba mostrar, esencialmente que, aunque en San Juan «cada uno se identifique con su blusa, siempre hay mucha unión, mucho compañerismo. Es lo que siempre he experimentado, el todos a una», explicó Díaz; al tiempo que reconocía que es muy gratificante ver que un trabajo tuyo puede llegar a representar una fiesta de un lugar que es importante para ti. En Fuenterrabía ya lo pudo experimentar también hace unos años.