El edificio de La Estación 18 tiene ya el 80% de sus viviendas vendidas

Inmueble protegido donde se arranca con la rehabilitación de 10 viviendas./ A. GÓMEZ
Inmueble protegido donde se arranca con la rehabilitación de 10 viviendas. / A. GÓMEZ

La rehabilitación de este inmueble protegido ha arrancado con trabajos de limpieza mientras la obra civil se iniciará tras las fiestas de septiembre

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

Ocho de las diez viviendas del edificio de la calle Estación, 18 que será rehabilitado tienen ya comprador, y ahora únicamente quedan libres dos, un tercero y un ático, trasladan desde la cooperativa que promueve el proyecto. De este modo, en un año se han vendido el 80% de los pisos de este inmueble para el cual desde el Ayuntamiento se concedió el pasado mes la licencia de obras para la rehabilitación, ya en marcha.

«Lo que se ha hecho ahora, como nos ha pillado en verano y con la circunstancia de que los proveedores están de vacaciones, es empezar las obras limpiando como labores previas. Hay un patio trasero con mucha vegetación que se está despejando para poder trabajar en firme y de seguido, haciendo en esa zona el acopio de materiales que se van a utilizar», explica Julio Santamaría, el arquitecto encargado del diseño.

«En principio estamos haciendo labores previas y limpiando todo lo posible porque la licencia de obras ya está, tenemos hecho el proyecto de ejecución, y desde el momento en que lo presentas en el Ayuntamiento conforme a la licencia otorgada ya se puede iniciar la obra. No hay que hacer comprobación de alineaciones ni rasantes ni nada parecido porque es un edificio que ya existe», aclara el profesional.

Santamaría añade que «no tiene sentido empezar ahora la obra 'fuerte' (la civil) por ser agosto, estando los proveedores de vacaciones. La idea habría sido empezar el 3 de septiembre, pero como vienen las fiestas, vamos a comenzar justo después de que acaben, Para llevar a cabo los trabajos se tiene la intención de utilizar un local de Ramón y Cajal para el acceso de materiales, etc, con el objetivo de «interrumpir lo menos posible la vida en la calle La Estación durante el proceso de la obra. Cuando haya que hacer la fachada habrá que montar un andamio con su paso para peatones», recuerda el arquitecto.

En el momento de la concesión de la licencia, la alcaldesa, Aitana Hernando, recordó que el pleno aprobó definitivamente el Plan Especial de Reforma Interior para este edificio, y las obras «deben iniciarse en el plazo de seis meses a partir de la notificación de la licencia, no pueden permanecer paralizadas por el mismo plazo, y deben quedar acabadas en el plazo máximo de diez meses».

Según detalló, «en el proyecto figura que al ser un edificio con protección estructural es obligatorio mantener la composición de fachada, los miradores, los balcones y todos aquellos aspectos que figuran como valores protegibles en la ficha correspondiente del Plan General de Ordenación Urbana». «Se plantea una unidad residencial integral en la que se actúa en las plantas altas, que contemplan viviendas de 3 dormitorios en todas ellas, y de 2 dormitorios en la última planta».

Y por otro lado, «se mantienen inalterados en planta baja los locales existentes dedicados al uso comercial. Se plantea un tratamiento exterior de recuperación de la fachada exterior la planta pétrea y plantas altas de enfoscado en todo momento a imagen y semejanza del acabado que mostraba el edificio original, manteniendo sus recercados de huecos, cornisa y franjas a la altura de los forjados».

Hernando recordó que el Plan Especial que se aprobó definitivamente en el pleno permitía «modificaciones en parte de la fachada» para encajar necesidades como poder dotar al inmueble de accesibilidad con la colocación de un ascensor.

 

Fotos

Vídeos