Deportes inicia la licitación de las obras del bar del polideportivo por 132.954 euros

Parte exterior de las instalaciones del polideportivo que ocupará el bar./A. G.
Parte exterior de las instalaciones del polideportivo que ocupará el bar. / A. G.

Se pueden presentar ofertas hasta el día 20 y será entonces cuando se decida si se ejecutan ya o después del verano

CRISTINA ORTIZ

El polideportivo tendrá bar durante el periodo estival de baño, ya sea en la instalación actual o en la nueva que se proyecta ejecutar en Anduva, para fusionar la barra de verano y la de invierno. Cómo se prestará el servicio se decidirá una vez que se conozcan las ofertas que se presenten al proceso de licitación, que permanecerá abierto hasta el día 20, el próximo miércoles. Esa misma semana Deportes prevé convocar una Mesa de Contratación en la que se abrirán los sobres con las propuestas y «se dirá quién se la lleva», explicó el responsable del área, Alexander Jiménez. Será entonces cuando se opte por una opción u otra.

¿De qué va a depender? Del tiempo en el que la firma adjudicataria se comprometa a realizar la obra. El plazo de ejecución establecido en el pliego es de 3 meses, pero se puntuará hasta con un 50% la reducción de ese periodo, «de las quincenas que nos quiten. Si hay empresas que lo hacen en dos meses o en uno y medio porque ponen personal por la mañana y por la tarde, tienen más opciones de llevárselo», explicó.

Conocer la duración establecida para las obras será clave a la hora de tomar la decisión de si se acometen de manera inmediata o se espera a septiembre, a que cierren las piscinas de verano. Si se opta por esta segunda fórmula el servicio del bar funcionará igual que el año pasado;pero si, finalmente, se decide empezar ya, los trabajos se organizarán de manera que lo primero que se acometa sea la parte del proyecto que afecta al espacio del actual bar, de cara a que se haya podido ejecutar antes de que abra al público.

«La reforma que hay que hacer en esa zona es muy pequeña. El resto de la obra, la destinada a habilitar el bar de invierno, no afectaría al espacio actual de verano. No influiría en el día a día de los usuarios, que tendrían un bar y los accesos normales», explicó Jiménez.

Y es que el diseño del local de verano apenas cambiará, mantendrá la barra y se quedará «prácticamente igual». Sí se modificará un almacén que hay ahora en la parte posterior y que se convertirá en vestuario de personal.

La otra barra irá «en el pasillo del actual acceso directo a las piscinas de verano». Será la que dé servicio en el polideportivo fuera del periodo estival. «Mientras se hace la zona de invierno, que es donde está el taller y los vestuarios de personal de verano, no se verá afectado el bar de verano. No influirá», detalló el concejal.

Tienen muy claro que si se percibe que el día a día de los usuarios se va a ver perjudicado se aplazarán los trabajos hasta septiembre, pero confía en que las ofertas –dada la importancia de la valoración concedida en el pliego– traten de ajustar al máximo el tiempo en el que se puede ejecutar la reforma.

De hecho, creen que será más fácil mejorar la valoración acortando el plazo que reduciendo el importe, dado que por parte de los técnicos se considera que está muy ajustado a lo que se pide. El importe, los 132.954 euros en los que se ha estimado la obra, irá con cargo a los remanentes, al dinero que pase a este ejercicio del presupuesto de 2018, en el que se fijó una partida para esta infraestructura.

Se trata, tal y como se destaca en el proyecto, del «acondicionamiento de un espacio existente y la construcción de una terraza cubierta». Dotación que «tendrá unas características constructivas muy sencillas, encaminadas a una ejecución rápida y económica».

Una vez que se ejecute el bar, el único habilitado en el polideportivo, tendrá una barra en forma de 'L', colocando un tramo perpendicular a la actual de verano. La otra 'L' necesaria para completar el rectángulo la ocuparán el office, la cocina (20 metros), los vestuarios y el almacén. Frente al nuevo tramo de barra, se situará una zona de mesas y sillas de unos 50 metros cuadrados. Al lado estarán los baños y otro almacén.

En total, el bar contará con una superficie útil de 173 metros cuadrados. Espacio al que hay que sumar el que ocupa la terraza cubierta que discurrirá paralela a la actual barra del bar de verano y que contará con casi 92 metros, con vistas a las piscinas y la zona verde. Se estima, según recoge el proyecto, que tendrá capacidad para unas 90 personas. Alguna más que la parte interior, calculada para unas 80.

Esta obra marcará el inicio para una segunda, centrada en eliminación del actual bar de invierno, con el objetivo de utilizar ese espacio para crear el vestuario del equipo visitante del frontón. Una reforma para la que Deportes ya cuenta con un proyecto redactado. El presupuesto para ejecutarlo se fijará en las cuentas municipales de 2019.

Por otro lado, la Junta de Gobierno ha aprobado la primera certificación de las obras de la conexión de la red de saneamiento de Orón a la municipal. El importe a abonar es de 77.388 euros y se corresponde con los primeros trabajos ejecutados en un proyecto con 8 meses de plazo y que arrancó hace dos.

Hasta la fecha se han llevado a cabo tareas como el desbroce, la creación de taludes y escolleras, la apertura de la calle de entrada a la estación de bombeo, la construcción del colector de gravedad y la conexión a la canalización general en la calle Alondra.

También se ha hecho la red de impulsión entre el Oroncillo y las vías del ferrocarril. Ahora, explicó la alcaldesa, Aitana Hernando, se está trabajando en las actuaciones necesarias para pasar por debajo de la carretera el tubo de saneamiento.

Los trabajos se adjudicaron a la empresa OPP2000 Obra Civil por un presupuesto de 481.605,41 euros (IVA incluido) y terminarán, aproximadamente a finales de verano.