El colegio Cervantes, en pleno proceso para solventar las filtraciones en el centro

A lo largo de las últimas semanas se han acometido trabajos en las cubiertas del edificio. /A. G.
A lo largo de las últimas semanas se han acometido trabajos en las cubiertas del edificio. / A. G.

Una subcontrata de Sacyr acomete los trabajos, centrados principalmente, en solucionar los problemas en cubiertas

SILVIA DE DIEGO

El CEIP Cervantes está siendo objeto a lo largo de las últimas semanas de una serie de obras en el centro acometidas a través de una subcontrata de la empresa Sacyr. Desde la Dirección puntualizan que los trabajos aún no han concluido y que se han centrado principalmente en los accesos, impermeabilización del edificio y persianas. «Aún quedan algunas cosas pendientes, lo que se han realizado son mejoras significativas en el aislamiento de las zonas en las que había goteras», puntualizan esperanzados de que las actuaciones den sus frutos, a la espera, eso sí, de la temporada de lluvia y nieve y es que, las humedades y las filtraciones de agua han supuesto un duro caballo de batalla al que enfrentarse en los últimos años.

El gimnasio, una de las zonas más conflictivas, junto a las clases de Infantil del fondo y de Primaria han sido objeto de trabajo estos días. «Se ha actuado sobre la cubierta, queda pendiente que cambien las placas y que acometan las labores de pintura oportunas», aclaran.

A lo largo de las próximas semanas la empresa contratada centrará sus esfuerzos en una zona nueva de Infantil y Primaria y el resto, en la que los problemas estaban derivados por la junta de dilatación centrados en la cubierta, ya han sido solucionados. «Queda toda la parte estética , los retrasos han estado motivados, muchas veces, por la climatología adversa que no propiciaba el inicio de las obras», puntualizan desde la Dirección del centro.

Por su parte, la Asociación de Madres y Padres valora positivamente las actuaciones acometidas y valoran de forma significativa la respuesta de todos los agentes implicados en la resolución del problema. Según la nota remitida a ELCORREO se muestran satisfechos ya que « han sido subsanadas la práctica totalidad de las deficiencias» y «esperan que en breve las goteras sean cosa del pasado».

No obstante, en su retina aún guardan imágenes poco positivas para un centro de nueva construcción. «Hace cinco años que el nuevo colegio Cervantes está abierto. En este periodo de tiempo los padres hemos visto de todo, siendo la faceta más llamativa y problemática la de las goteras. Hemos tenido decenas de cubos en el gimnasio, en el hall e incluso los niños de Infantil no podían acceder con normalidad a sus clases porque el techo del pasillo estaba impracticable con las goteras o las tenían dentro del propio aula», recuerdan.

No obstante, como AMPA trabajan a diario para que la calidad sea aún mejor y en su lista de propuestas figura la instalación de una zona de sombra o una tejavana en el patio de Infantil, «ya que cuando hace calor no pueden salir al no haber sombra y cuando llueve, pues tampoco al no haber ningún techo que les proteja». Junto a ello, también recuerdan otros problemas a los que tuvieron que hacer frente como la calefacción y los motores de las persianas eléctricas. «Algunas cuestiones parecían comprensibles al ser un edificio de reciente construcción pero otras... Por ejemplo, teníamos una auténtica selva amazónica en las zonas ajardinadas de la entrada. Los padres nos reunimos en varias ocasiones para quitar maleza e incluso pasar una mula» rememoran

La Junta de Castilla y León, a través de su director de Educación, Juan Carlos Rodríguez Santillana espera que los trabajos que se están acometiendo estas semanas den sus frutos, más aún, tras el compromiso adquirido por Sacyr en marzo de 2015 por resolver el origen de las filtraciones de agua en el centro educativo. De hecho, hace tres años Sacyr optaba por contratar a un laboratorio de construcción externo e independiente para solventar el origen concreto de las filtraciones que continuaba siendo un misterio. «Esta Dirección Provincial ha constatado los problemas que la dirección escolar le ha venido transmitiendo, se han trasladado a la empresa y ésta los está corrigiendo. Esperamos que queden definitivamente subsanados», subrayan a la vez que recalcan que en el centro educativo «no hay partes afectadas».

 

Fotos

Vídeos