La biblioteca incorpora 388 nuevos socios y supera los 10.000 carnés

El catálogo de fondos se acerca a las 35.000 unidades. /A. G.
El catálogo de fondos se acerca a las 35.000 unidades. / A. G.

La instalación municipal contabilizó durante el pasado año más de 24.500 préstamos, un 6% más que en 2017

CRISTINA ORTIZ

El respaldo de los mirandeses a la biblioteca municipal, sigue creciendo. Cada vez es mayor el número de vecinos de la ciudad que cuenta con carné de usuarios. En estos momentos, casi una de cada tres personas tiene su propia tarjeta gracias a un aumento constante que se ha venido consolidando en los últimos ejercicios y que ha llevado a concluir 2018 superando los 10.000 socios. Exactamente, la instalación acabó el año con 10.080 titulares de un carné, de los que 388 se estrenaron el pasado año.

Cifra similar a la de balances anteriores, ya que en 2017 se registraron 382 y en 2016 fueron 390. Sin condiciones de edad, ni cuotas, renovaciones o límites en la solicitud de fondos, cada vez son más los que se animan a darse de alta, independientemente del uso que a posteriori vayan a dar a su carné.

Si analizamos las altas por edad, destacan los adultos que deciden hacerse con la tarjeta de la biblioteca. Una decisión que el año pasado tomaron 259, frente a los 214 de 2017. También se hicieron titulares de ese documento otros 129 –menos que el pasado año en el que se hicieron su tarjeta 165– y 6 colectivos, una fórmula por la que también se quiere apostar desde la Concejalía de Cultura.

En el caso de los adultos, ellas vuelven a ser las que más apuestan por este servicio. De los nuevos carnés creados, 165 tenían como titulares a mujeres y 94 a hombres. No resultó así en el caso de los menores, rompiendo la tónica de estadísticas anteriores, aunque las cifras de ambos sexos se aproximan mucho. Se dieron de alta 66 niños y 63 niñas. «Ver que el fomento de la biblioteca da sus frutos, al sumarse nuevos socios, es muy importante. Sobre todo ver que a la gente le gusta la lectura y que, además, es una actividad que se fomenta con las criaturas. Máxime en estos momentos en los que los libros compiten con las nuevas tecnologías», destacó la concejala de Cultura, Montserrat Cantera.

El incremento de usuarios va acompañado de un aumento también en el volumen de préstamos contabilizados. En 2018 se tramitaron hasta 24.555, una cifra que marca un crecimiento del 6% respecto a la del ejercicio previo, que se cerró con 23.028, hasta 1.527 menos que en la última estadística. Pero esto no fue así un año antes, cuando bajaron; de ahí lo positivo de encadenar dos aumentos continuados también en este parámetro que viene a marcar el uso que hacen los mirandeses de los fondos que tienen a su disposición en esta instalación municipal.

También los materiales a los que tienen acceso los mirandeses han crecido, ya se trate de libros o DVD. El catálogo suma 34.808 unidades, con la incorporación en el último año de otras 1.461. Pero, evidentemente, no todos tienen la misma demanda, pequeños y mayores tienen sus preferencias a la hora de elegir qué llevarse a su casa.

En lo que se refiere a libros, los más solicitados por los adultos en la biblioteca fueron: 'Los perros duros no bailan', una novela policiaca de Arturo Pérez- Reverte; 'El legado de los huesos', que forma parte de la trilogía del Baztán de Dolores Redondo; y 'El silencio de la ciudad blanca', otra novela policiaca, en este caso ambientada en Vitoria, y escrita por Eva García Sáenz de Urturi. En el caso de los niños, destacaron entre sus preferidos: 'La casa encantada de los números', 'Robin de los bosques' y 'La bella durmiente'.

Si ponemos el foco en las películas, el título sacado en un mayor número de ocasiones a lo largo del ejercicio fue 'Piratas del Caribe: la maldición de la Perla Negra'; seguido de 'Wonder Woman', 'X-Men: Primera Generación'. En el caso de los niños, estos se decantaron por las aventuras de Tadeo Jones, con varios de los títulos; entre los que se cuela 'Cigüeñas'.

A todos estos datos hay que sumar la consulta al catálogo de fondos disponible en la biblioteca, a través del programa informático con el que cuenta la instalación. A lo largo del pasado año se contabilizaron 4.647 y 3.699 visualizaciones

Pero sin duda, el número más elevado contabilizado en 2018 es el de visitas recibida. En los 12 meses accedieron a la instalación 71.082 personas, un número más elevado que el registrado en la estadística anterior, en la que este guarismo se quedó por debajo de 70.000.