Aspodemi convencida de que gestionará 4 años más la atención a la discapacidad intelectual

Un momento de la asamblea de Aspodemi celebrada en la tarde de ayer en la Casa de Cultura./E. C.
Un momento de la asamblea de Aspodemi celebrada en la tarde de ayer en la Casa de Cultura. / E. C.

Los responsables del colectivo reconocen que se han sentido aliviados al saber que la suya es la única oferta presentada

CRISTINA ORTIZ

No figuraba en el orden del día de la asamblea, pero la incertidumbre sobre el futuro de la gestión de los servicios hizo que muchos usuarios de Aspodemi tuvieran marcado el día de ayer en rojo en el calendario. Querían saber y la reunión, tal y como reconoció la presidenta del colectivo, Pilar Lomana, sirvió para tranquilizarles. Bastó con que escucharan de boca del concejal de Servicios Sociales, Pablo Gómez, que su proyecto era el único que se había presentado para hacerse con la gestión del servicio de atención a la discapacidad intelectual que presta el Ayuntamiento.

«Estábamos bastante preocupados por la tardanza de la salida del nuevo pliego, las familias estaban un poco preocupadas y el hecho de que solo nosotros, Aspodemi, nos hayamos presentado nos da mucha tranquilidad», incidió Lomana. Y es que todos comparten que nadie se va a preocupar más por el bienestar de los usuarios que los padres o hermanos. «Llevamos mucho tiempo trabajando en este campo y somos los que mejor sabemos las necesidades de nuestros familiares. Así que de haberlo cogido una empresa hubiera sido un jarro de agua fría para nosotros. Nosotros no vamos a ganar dinero, todo revierte en los usuarios».

Y esa característica creen que ha contribuido a que sean los únicos que han concurrido, dado que en esta ocasión el pliego incluía cláusulas sociales de obligado cumplimiento que, entiende Lomana, para empresas que busquen obtener beneficios económicos del desarrollo de la actividad pueden suponer un freno.

De hecho, en la asamblea de ayer, en la que también se aprobaron sus cuentan reflejaron un 'beneficio' de apenas 13.500 euros. Los ingresos ascendieron a 780.934 euros y los gastos a 767.347. Cifras que se sitúan casi a la par. Buena parte del dinero, hasta el 76%, se fue en hacer frente al gasto de personal. Un porcentaje que, además, puede incluso evolucionar al alza con el nuevo contrato, dado que se prevé la ampliación de el centro de día de gravemente afectados, que ahora funciona a media jornada y pasará a hacerlo a jornada completa, por lo que requerirá más profesionales adscritos; y que también se pondrá en marcha una nueva vivienda supervisada.

Un recurso que consideran una necesidad urgente y que confían que se pueda poner en marcha a finales de este año. «Es algo muy necesario que llevábamos tiempo demandando. Hay gente que se ha tenido que ir fuera. Poder atender a otras 8 personas más nos va a dar aire», reconoció Lomana.

En principio, ése es el servicio en el que tienen más problemas, ya que en el resto, en todos, hay alguna plaza libre disponible para atender cualquier solicitud de apoyo.

De manera paralela, el colectivo está trabajando en la puesta en marcha de un nuevo programa que atención personalizada y a domicilio, porque son conscientes de que hay un colectivo que permanece en su casa y no quiere acudir a ningún centro. «Es un servicio que está siendo muy demandado. Esa es una novedad que hemos incluido en el pliego y con la que buscábamos obtener algún punto extra por mejora», apuntó.

La valoración de los distintos aspectos incluidos en el proyecto se hará en una mesa de contratación que el concejal de Servicios Sociales, Pablo Gómez, confía en que se pueda convocar a lo largo del mes de julio. De ser así, Aspodemi confía en que el contrato pueda entrar en vigor para septiembre.

El nuevo pliego marca una duración de gestión del servicio para cuatro años y una inversión de 2.168.000 euros. Cuantía total que supone un incremento anual cercano a los 100.000 euros. El coste señalado en el pliego se cifra en 542.011 euros (más IVA) por ejercicio.

Mientras se espera a la entrada en vigor del nuevo documento, el Ayuntamiento ha decidido aprobar una actualización de las cuotas que abonan los usuarios de los distintos servicios que se prestan. Quienes acuden al Centro Ocupacional de Fuentecaliente, que son 34 personas, tendrán que abonar 132 euros al mes; y los cuatro que van al centro de día deberán pagar 110 euros. También se ha revisado la cantidad que abonan los residentes en la vivienda tutelada. Se ha fijado en 331 euros para cada uno de los seis usuarios.

Las cuotas que se pagan por los servicios representan en estos momentos el 13% de los ingresos. El 43% depende de conciertos con la administración, otro 25% de subvenciones y un 15% de las ventas y la prestación de servicios.