Asbem alquila un local contiguo a su sede para ampliar las instalaciones en 120 metros más

La asociación ampliará su sede con el local anexo al que vienen utilizando para sus actividades./A. G.
La asociación ampliará su sede con el local anexo al que vienen utilizando para sus actividades. / A. G.

El colectivo confía en poder estrenar el nuevo espacio este mismo año, una vez que realicen unas obras de adecuación que pueden rondar los 20.000 euros

CRISTINA ORTIZ

Necesitaban ganar espacio con urgencia y han optado por hacerlo alquilando un local anexo a su sede y que se ha quedado vacante. Ha sido la vía más rápida que ha encontrado Asbem para poner fin a la lista de espera que se ha ido creando en los últimos meses –ya tienen alrededor de una decena de personas–, dar respuesta a aquellos enfermos que no acuden por, entre otros motivos, la falta de privacidad de las actuales instalaciones, o dar un servicio adecuado a quienes atienden habitualmente. «No podíamos esperar mucho más», reconoció la trabajadora social del colectivo, Begoña Castro.

Eso sí, antes de dar el paso han llamado a la puerta del Ayuntamiento, que se ha comprometido a aumentar la cuantía económica del convenio que mantiene con la entidad en el mismo dinero que suponga el importe anual de la renta de una de las dos lonjas propiedad la empresa JSVLogistic en la calle Montes Gorbea. Son unos 6.000 anuales, a razón de 500 mensuales, que Asbem tenía claro que no podía asumir con sus propios medios económicos.

Sí asumirá el coste de las obras necesarias para acondicionar un local hasta ahora dedicado a oficinas y que unirán al que la entidad usa ahora como espacio de rehabilitación. «Se puede colocar una puerta y comunicar ambos», explicó. Toca tirar algún tabique, para adaptarlo a las necesidades de la asociación, colocar camillas y algún otro material. A partir de ahí estará listo para su uso. El objetivo, a priori, pasa por empezar a usar el nuevo espacio este mismo año.

Los plazos acabarán dependiendo de la financiación, ya que Asbem tiene que ver antes de dónde puede sacar alrededor de 20.000 euros que son los que han calculado que les puede costar la obra y adecuación del local. «Estamos intentando conseguir ese dinero extra para hacerlo todo», apuntó Castro.

Esto les permitirá sumar 120 metros cuadrados a los poco más de 50 en los que ahora desarrollan buena parte de sus actividades de rehabilitación. «Con la ampliación va a haber sitio para hacer las terapias completas y en las mejores condiciones, en cabinas, sin que te vea el resto de la gente. Nos va a dar mucho juego y seguro que atendemos a mucha mas gente», valoró.

El otro local que tienen en la misma calle, a unos metros de distancia se mantendría para reuniones, atención a familias u otro tipo de apoyo, como la psicológica, por ejemplo. «Ahora es una frustración tener los mejores profesionales y no poder prestar la mejor atención a nuestros usuarios», lamentó. Aspecto que también llevó al concejal de Servicios Sociales, Pablo Gómez, a mostrarse satisfecho y contento porque se haya podido lograr «una solución rápida» para garantizar el bienestar de los pacientes.

Evidentemente, esta ampliación de espacio es un paso intermedio para Asbem, que seguirá trabajando para poder crear un centro de día. Servicio que podrían habilitar si incorporaran el otro local que hay junto al que ahora van a alquilar. Entre los dos rondan casi los 400 metros cuadrados, un espacio que consideran suficiente para poder ofrecer una atención integral para pacientes de esclerosis múltiple, ELA u otras enfermedades neurodegenerativas que también atienden. «Es un proyecto a más largo plazo. Conseguirlo sería algo estupendo», reconoció.

En la memoria de 2018 elaborada por el colectivo para justificar la subvención de 12.109 euros recibida del Ayuntamiento el pasado año (de cara a 2019 verán incrementada esa cuantía un 40% al igual que el resto de colectivos sociales), se recoge que se atendió de manera individualizada hasta a 18 personas que por primera vez llamaron a las puertas del colectivo a lo largo del pasado ejercicio. Al margen de ese grupo, se atendió a 75 pacientes diagnosticados de esclerosis múltiple, 6 de ELA, 3 de ataxia cerebelosa, 2 de la enfermedad de Steinert y uno con Parkinson.

Muchos de ellos, hasta 45 acudieron al servicio de rehabilitación, 28 pasaron por la atención psicológica y 10 hicieron uso del transporte adaptado. Otras 16 personas se han beneficiado del servicio de Logopedia; una más, hasta 17, acudieron a terapia ocupacional;y 13 lo hicieron a las clases de yoga.

Además, a 34 se les ha facilitado la recogida de medicación, evitando así que los enfermos o sus familiares tengan que desplazarse hasta el hospital de Burgos. Un aspecto sobre el que hizo hincapié la alcaldesa de la ciudad, Aitana Hernando, a al hora de repasar alguna de las actividades que desarrolla la entidad contando con el respaldo económico del Consistorio.