40 años de trabajo e ilusión

Laura Preciado rodeada por varias obras, algunas inéditas del Profesor Cantera. /Avelino Gómez
Laura Preciado rodeada por varias obras, algunas inéditas del Profesor Cantera. / Avelino Gómez

La Fundación Cantera cumple cuatro décadas y anuncia que Miranda será en 2020 la sede de un Encuentro Internacional de Fundaciones Judías

SILVIA DE DIEGO

Dicen que, ante todo fue un hombre sencillo, acogedor, modesto, serio y a veces algo solitario y huidizo, pero sobre todo sabio. Cuarenta años han pasado ya desde que se pusiera en marcha la Fundación Profesor Cantera Burgos pero, ¿quién era este gran erudito y hebraísta vinculado a Miranda?. Laura Preciado nos recibe con los brazos abiertos en la riquísima biblioteca situada en el Albergue Fernán González. Sobre la mesa un enorme legado en forma de documentos gráficos, fotografías, trabajos inéditos de su puño y letra y un sin fin de material que ayuda sin duda a ahondar un poco más en conocer a este gran historiador de los judíos españoles. «Su docencia en cátedra y su labor investigadora dejaron huella y escuela. El Derecho, la Filología y la Historia de España, en especial la de la Edad Media, fueron los fundamentos sobre los que se cimentó su polifacético saber», recalca Preciado.

El Profesor Cantera formó parte de la Real Academia de la Historia, hombre que «gozó del don de lenguas» puesto que sabía hebreo, siríaco, arameo y otras hablas semíticas, así como el griego y el latín entre las lenguas muertas.

En su extenso currículum destaca que formó parte del claustro de profesores de la Universidad de Salamanca y después de la Central de Madrid. Además fundó el acreditado instituto Arias Montano del Consejo Superior de Investigaciones Científicas así como la prestigiosa revista Serafad, sin olvidar que perteneció a numerosas entidades culturales españolas, fue vocal del 'Council of the World of Jewish Studies' y miembro del Museo Sefardí de Toledo. El Ministerio creó dicho museo en marzo de 1964 y a comienzos de mayo emitió la orden de su nombramiento como director. «Es el único académico que ha tenido nuestra ciudad, fue en 1950 cuando entró a ocupar el sillón que parecía estar predestinado para él en la Real Academia de la Historia».

'Fuero de Miranda', 'El libro de la cábala de Abraham Ben Salomon' o 'La judería de Miranda' son tan solo algunas de sus obras consideradas por algunos especialistas como «trabajos definitivos».

En una Miranda muy distinta a la de hoy, de tan solo 10.000 habitantes, pasó su infancia y juventud. Estudió Bachillerato en el Colegio de los Sagrados Corazones antes de emprender la carrera de Derecho en Valladolid y la de Letras en Madrid. Largo y tendido se podría hablar de la vida y obra del profesor, un trabajo que desde hace cuarenta años vienen haciendo todos y cada uno de los miembros de la fundación que auguran un futuro muy ilusionante con proyectos más que significativos que serán realidad a lo largo de los próximos meses. Tras la celebración en febrero de una nueva edición de las Jornadas dedicadas a la cultura hispano judía y sefardí el presidente del patronato Enrique Álvarez asegura que la ciudad será protagonista de un encuentro de máximo nivel. «Fue un aldabonazo tan internacional que ya hemos encaminado la celebración de un encuentro internacional de fundaciones y de asociaciones judías mundial en Miranda en 2020. Más de siete millones de personas conocerán la existencia de nuestra ciudad y de la labor de la Fundación», afirma. En cuanto a la celebración de otro tipo de simposios varias entidades también de carácter autonómico, nacional e internacional han mostrado su interés en la ciudad. «Tras la celebración de las Jornadas de Derecho Romano recientemente son muchas las que nos han trasladado su interés de acercarse para realizar alguna actividad». No obstante, el traslado a la Biblioteca en Cervantes es una de las mayores preocupaciones ya que hay que realizar una ardua labor de recopilación y selección de material para dar forma a un sala dedicada al maestro. «Esperamos poder meter todo el material que queremos y generar el museo que se merece alrededor de su figura».

Por otra parte, cabe destacar el mimo con el que se ha cultivado la biblioteca existente y, semilla a semilla, han conseguido un auténtico vergel. «Empezamos con 8.000 títulos hoy tenemos 20.000, hay más de 60.000 artículos y es reconocida, según los expertos, como una de las bibliotecas privadas con mayor prestigio a nivel mundial», subraya a la vez que recalca que «llegan mucho tiempo peleando por la indexación de la revista anuario que es un referente en el ámbito hebraico pero que busca serlo a nivel cultural en mayúsculas en un futuro próximo».

Campus universitario y cómic sobre Cantera

Otro de los proyectos ilusionantes de la Fundación pasa por la creación de un Campus Universitario bajo el nombre de Francisco Cantera. Se hizo esta propuesta en las conversaciones con los grupos sociales de los partidos políticos antes de las pasadas elecciones. «Pelearemos por ello. De hecho, ya hemos puesto muchísimo de nuestra parte y de nuestras colaboraciones para que llegue a buen término. El campus puede ser algo extraordinario y el cambio en el rumbo que actualmente se ven obligados a tomar muchos estudiantes mirandeses». Mientras hablo con Enrique Álvarez vía telefónica , sus palabras me transmiten que sus ojos se iluminan a la hora de hablar de la elaboración de un cómic sobre el profesor. «He solicitado la ayuda de mis compañeros para realizar un cómic sobre su vida. Tenemos ya un grupo de tres patrones encabezados por Jorge Budia más el trabajo de un delineante que se ha comprometido. Ya estamos empezando a hilvanar las primeras viñetas para que los niños y niñas de la ciudad puedan en sus colegios recibir evidentemente gratis esta historia sobre su vida».

Entre las colaboraciones de la Fundación Profesor Cantera Burgos también figura el trabajo con la institución Fernán González. «Es la más veterana de las fundaciones españolas, ellos nos devolverán la visita en breve y ofreceremos una conferencia sobre historia local».