Los Ángeles completará la reforma de su barandilla y El Lago, asfaltará sus dos calles

La barandilla presenta un estado muy deteriorado. /A. G.
La barandilla presenta un estado muy deteriorado. / A. G.

Ambas obras suman un presupuesto que supera los 110.000 euros y para las que pueden presentarse ofertas hasta el día 20

CRISTINA ORTIZ

El Poblado de Bayas mejorará su estética, pero sobre todo, la seguridad de vecinos y viandantes con la renovación de parte del vallado actual que delimita la parte superior del entramado urbano de la acera que discurre paralela a la carretera de Logroño. Casi 200 metros de una construcción de hormigón armado, sustentada sobre un muro de piedra, que se encuentra bastante deteriorada –al igual que la acera– y que se va a sustituir por una barandilla de hierro galvanizado, siguiendo el mismo diseño del tramo ya renovado con cargo al anterior presupuesto.

En éste, se ha establecido un precio de licitación de 59.773 euros para que las empresas interesadas en acometer los trabajos presentes sus propuestas hasta el 20 de noviembre, que es cuando finaliza el plazo para poderlo hacer. Una vez que se formalice la adjudicación y se lleve a cabo el acta de replanteo, la empresa a la que se le adjudique la obra dispondrá de un periodo de 45 para acometerla en la parte de esta estructura que discurre entre las manzanas 22 y 25. «Es un vallado muy largo el que hay y lo que se pretende con esta nueva contratación es poderlo terminar», explicó la alcaldesa de la ciudad, Aitana Hernando.

La obra, tal y como se explica en la memoria del proyecto, consistirá en la demolición tanto de la acera como del vallado existente y en la construcción de una nueva, además de un zuncho (una estructura de hormigón) que servirá de soporte a la barandilla de acero galvanizado que hay que colocar.

«Aunque parezca una obra sencilla tiene su importancia, porque es una intervención que los vecinos del barrio llevan muchos años reclamando», apuntó. Y es que algunas de las piezas han perdido prácticamente todo el hormigón, dejando a la vista varillas de hierro completamente oxidadas y, en otros casos, han desaparecido bloques enteros. Incluso las pilastras laterales.

No muy lejos del poblado, en la urbanización El Lago, también van a entrar las máquinas para acometer una pavimentación parcial de las dos vías que distribuyen la trama urbana, con un presupuesto de licitación de 50.545 euros.

La obra afecta de forma completa a una de las calles y al ala este de la otra y tendrá como objetivo el conformar un firme regular para que los vehículos circulen con comodidad. El actual se encuentra envejecido y desgastado por el paso del tiempo. En este caso el plazo para presentar oferta también finaliza el día 20, pero el periodo del que dispondrá el adjudicatario para llevarlas a cabo será de quince días.

Antes está previsto que comiencen los trabajos en la calle Juan Ramón Jiménez, una vez que la obras de reurbanización ya han sido adjudicadas a la empresa Ojembarrena por 185.925 euros. Un importe que supone una rebaja de casi un 22% respecto al presupuesto de licitación fijado por el Ayuntamiento en 237.874. La obra se centrará en la renovación parcial de la urbanización.

Concretamente, está previsto demoler la pavimentación de las aceras y de unas áreas de pavimento, para ampliar el ancho del espacio reservado a los peatones en el tramo que discurre entre Arenal y Alfonso VI.

Posteriormente, tal y como se apunta en el proyecto, se extenderá una solera como base y sobre ella se colocarán las baldosas de terrazo pulido. También se repavimentará la calzada extendiendo una capa de 5 centímetros de espesor.

Por otro lado, se van a mejorar los servicios de abastecimiento, de saneamiento de aguas pluviales y el alumbrado público; dejando ejecutadas todas las acometidas a los edificios colindantes. Todas las tareas previstas deberán ejecutarse en el plazo de tres meses, una vez que arranquen las obras.

De manera paralela, coincidiendo prácticamente en el tiempo, está previsto que se desarrollen otras tres obras contratadas, las que afectan en el Centro Histórico a la Travesía La Fuente y la calle San Llorente, a parte de las aceras de la Barriada San Juan del Monte y a la calle Ramón y Cajal.

 

Fotos

Vídeos