Amigos del Castillo inicia con la difusión su hoja de ruta para llegar a recuperar la fortaleza

La intervención realizada con fondos europeos permitió sacar a la luz un tercio de la edificación. /A. G.
La intervención realizada con fondos europeos permitió sacar a la luz un tercio de la edificación. / A. G.

Quieren desarrollar propuestas técnicas de intervención y acercar esa parte dela historia a la ciudadanía

CRISTINA ORTIZ

El colectivo no es nuevo, se constituyó en 2007 para dar visibilidad al desconocido Castillo de La Picota y tener el respaldo social de cara a promover su rehabilitación gracias a los fondos europeos obtenidos. Cumplido ese objetivo, el único que perseguía en ese momento, quedó en letargo. Pero el hecho de que la crisis dejara pendiente de 'rescatar' dos tercios de la antigua fortificación ha llevado a un grupo de personas –de momento 18– a retomar la actividad de la Asociación de Amigos del Castillo de Miranda y, además, ampliar su radio de acción.

Y es que quieren abarcar todos los ámbitos que puedan contribuir a dar mayor entidad a ese monumento, tanto desde los ámbitos sociales y educativos como desde los arqueológico, histórico y de la financiación. De hecho, el colectivo cuenta con un grupo de personas dentro de la asociación que se va a encargar de la búsqueda de subvenciones con las que costear aquellas propuestas de actuación que se planteen a través de algunos de los expertos integrados en el colectivo, como pueden ser el arqueólogo Rafael Varón; el profesor de Historia del Arte en la UPV, Javier Vélez Chaurri; o el archivero municipal, Carlos Diez Javiz o el investigador Chechu González.

Evidentemente, tienen claro que la toma de decisiones no está en su mano. Esa es una competencia del Ayuntamiento. El papel de la asociación se centrará en «proponer lo que se puede hacer y cómo hacerlo con fundamento técnico. Y, después, plantear de qué manera se puede financiar. Lo que nosotros pretendemos es hacerlo fácil», explicó el presidente del colectivo, Jesús Ángel Visa.

El otro ámbito de acción en el que tratarán de poner el foco en los próximos meses es el de reforzar el valor del castillo desde el punto de vista del conocimiento y del deseo de los ciudadanos. De momento, para la próxima semana ya han programado una charla centrada en 'La ocupación francesa de Miranda', que aprovecharán para dar a conocer el proyecto de ciudadela que los vecinos del país galo tenían para la fortaleza de La Picota y que hubiera ocupado toda la Parte Vieja, llegando hasta la zona de Leopoldo Lewin. Tendrá como ponentes a Chechu González y José Luis Montes, en el bar Zen, el día 6 a las 19.00 horas

Una fórmula con la que, de manera, distendida, tratarán de acercar a la ciudadanía en general el valor de esa fortaleza de la que está «ampliamente demostrado el interés que tuvo por ella Napoleón».

Lo mismo tratarán de hacer con los escolares. Una vez que comience el curso tienen previsto contactar con los centro para proponerles la realización de actividades focalizadas en dar a conocer la historia local. «Nos gustaría que fuera una iniciativa permanente, que formara parte de la programación curricular», explicó Visa.

Del mismo modo, consideran que se debe trabajar en el fomento del uso del castillo para propuestas sociales y culturales, con programas que podrían seguir la línea de los conciertos de verano. «El castillo tiene que participar en todas las actividades que sean consustanciales a la ciudad. Podemos utilizarlo para muchas de las cosas que se hacen», apuntó el presidente del colectivo; poniendo como ejemplo el Mercado Medieval. Un evento que se desarrolla a los pies de la fortaleza, que traslada a una época en la que esas construcciones eran esenciales y que no contempla ninguna actuación en ese punto.

Dentro del ámbito de difusión, buscarán también la implicación de diferentes colectivos de cara a crear una representación teatral que tenga La Picota como escenario. «Sería algo muy coral y que, si se diera el caso, se podría representar todos los años del mismo modo o con pequeñas modificaciones atendiendo a la historia».

Entre sus intenciones también está la de colocar un hito junto a la fortaleza con un mensaje que rece 'Abierto por obras', en sustitución de uno que explicaba los trabajos concluidos. «Haremos alguna intervención arqueológica para demostrar lo que hay y analizar las posibilidades de recuperación»

El colectivo tiene claro que el castillo debería ser «nuestro valor representativo, el icono de nuestra ciudad», tratando de poner en valor un elemento con peso militar desde la época medieval hasta finales del siglo XIX. Pero «hasta que no empezamos con la rehabilitación hace unos años era un gran desconocido. El que más sabía conocía que algunas de sus piedras habían ido a la plaza de toros. Es un gran olvidado pero ha tenido una influencia muy grande para esta ciudad», concluyó.