300 personas se movilizan con la Marea Verde contra la LOMCE y los recortes en Educación

La movilización. /
La movilización.

Los alumnos secundan una jornada de huelga con escaso seguimiento entre el profesorado de Primaria y Secundaria

CRISTINA ORTIZmiranda de ebro

Alrededor de 300 personas se manifestaron ayer en Miranda en defensa de una educación «pública, gratuita y de calidad», una demanda que les llevó a recorrer el centro de la ciudad partiendo de la calle La Estación, junto al parque Antonio Machado para poner voz a sus reivindicaciones en un trayecto que les llevó hasta la plaza de España, donde alumnas del IES Montes Obarenes tomaron la palabra para expresar unas reivindicaciones planteadas en primeras persona y hacer oír su hartazgo. Fue, concretamente, Silvia Linares, estudiante de 1º de Bachillerato, la encargada de leer un manifiesto con el que dejaban claro que están «hartas» de la LOMCE, de que no se elimine la reválida, de no saber cómo van a ser las pruebas de acceso a la universidad, de esperar que lleguen los profesores que tienen que sustituir a otros, de que no se solucione el problema de las becas, de que las universidades de Castilla y León ocupen el tercer puesto en el ranking de las más caras... y un largo etcétera.

Quejas que llevaron a más del 60% del alumnado de los centros públicos a sumarse a la huelga. Los números más elevados se concentraron en Secundaria: en Fray Pedro de Urbina el seguimiento fue del 89% (632 estudiantes); en Montes Obarenes, del 83% (505); y en el Río Ebro, del 70% (210). En Primaria, el apoyo fue menos uniforme. El apoyo a la movilización alcanzó el 77% en el Príncipe de España, el 73% en Altamira y el 61% en Las Matillas. Por debajo de la mitad se quedaron en el resto: en Anduva faltó el 46%; en Cervantes, el 45%; en Los Ángeles, el 36%;y en La Charca, el 35%.

Pocos docentes

Mucho menor fue en la ciudad el respaldo de los docentes a la movilización. Apenas el 10% de los docentes 26 de ellos se sumó a la huelga. Un porcentaje muy bajo tal y como reconocieron los representantes sindicales. «No conseguimos movilizar al profesorado. Igual es que nos hemos acostumbrado a los recortes, a la pérdida de derechos, a la masificación de las aulas, a la LOMCE...», lamentó Roberto Alonso, de STES- Intersindical.

En ese mismo sentido, Javier Rubio, de CC OO, también apuntó a cierta «resignación» en la falta de participación del profesorado. Pero ellos tienen claro que seguirán movilizándose para «revertir los recortes y mejorar la calidad de la enseñanza». Al mismo tiempo, reclamó que se tenga en cuenta a la comunidad educativa a la hora de negociar las leyes porque «somos parte del problema y de la solución». Más concienciados notan a las familias, que tienen que se enfrentan al descenso de becas, a la subida de los libros de texto o al pago de las tasas universitarias.

La Marea Verde también llevó a la calle sus reivindicaciones por la mañana, con una concentración a mediodía junto a la sede de la Junta, en la calle La Estación. Allí, ante decenas de personas, entre las que además de estudiantes se encontraban varios docentes, representantes sindicales y familias.