El contrato de Biciudad se prorrogó en 7 ocasiones con informes técnicos en contra

Biciudad apenas cuenta con 58 usuarios activos./
Biciudad apenas cuenta con 58 usuarios activos.

Medio Ambiente y las áreas de Contratación e Intervención se han opuesto a la renovación sistemática por decreto de Alcaldía

SALVADOR ARROYOmiranda de ebro

Alcaldía ha prorrogado en «siete ocasiones» el contrato de mantenimiento del Servicio Público de Bicicletas Biciudad Miranda. Y lo ha hecho, en todas ellas, con informes técnicos negativos de hasta tres departamentos: Contratación, Intervención y Medio Ambiente. Lo desveló ayer el PP, que ya el pasado 13 de febrero emplazó alAyuntamiento a prescindir del servicio apoyándose en su escaso uso y denunciando lo que, consideran «un despilfarro del dinero público».

En 2013 apenas lo utilizaron el 0,5% de los 6.000 usuarios potenciales que serían necesarios para eliminar sus números rojos. En ese tiempo se destinaron en torno a 2.000 euros por cada uno de ellos. Los populares hablaron en aquel momento de apenas 30 con su carné regularizado (previo pago de la cuota anual de 10 euros; 5 en el caso de los jubilados). El Ayuntamiento replicó con otras cifras más altas, pero también simbólicas si se tienen en cuenta el volumen de población de la ciudad: 72 socios activos aquel año y un listado de 900 carnés.

El siguiente movimiento que se dio desde la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente que dirige Aitana Hernando fue contactar por carta con todos aquellos que figuraban en el registro municipal como poseedores del distintivo, pero que no habían pasado a renovarlo y, por tanto, a pagar la cuota.La respuesta se tradujo, según aseguró ayer la concejala del PP, Charo Fernández, en «20 ó 30 renovaciones». Desde el departamento de Alcaldía se hizo referencia a 58 usuarios activos hasta el día de ayer.

Distinta procedencia en las cifras, pero igualmente mínimas. Esa es la razón por la que desde el principal partido de la oposición se volvió a insistir en que «debe darse un mejor uso al dinero» que se destina a la empresa que gestiona el servicio, Bicicletas Castilla y LeónSL que, a su vez, tiene subcontratadas a una firma mirandesa, las tareas de mantenimiento. Y frente a la insistencia de los populares, por decreto de Alcaldía, el contrato ha vuelto ha prorrogarse.

Tiene vigencia desde el 1 de mayo hasta el 30 de septiembre (se emitió el 13 de junio). Y como en los seis anteriores, los técnicos se remiten a los informes en contra que existen desde el 16 de noviembre de 2012 (Contratación y Patrimonio sostuvo que la renovación «no se ajustaba a la legalidad» por no estar contemplada) y 20 de noviembre del mismo año (Intervención argumenta que se desvía de las exigencias de contención del plan de ajuste).

¿El motivo? La pretensión del Ayuntamiento de destinar personal propio al control del servicio quedó en nada. «Fue entonces cuando se presentó un informe de MedioAmbiente, firmado por Hernando, en el que se proponía eliminar el servicio porque no podía llevarse a cabo por personal municipal», explicó la concejala del PP.

43.500 euros

El «empecinamiento» de Fernando Campo resulta «incomprensible» para esta formación política. «Decide unilateralmente emplear el dinero de los mirandeses y mirandesas en un proyecto que no repercute en una cifra significativa de población y sin interés social».

En la última prórroga, el coste se ha rebajado. Pero también, la cobertura de la adjudicataria. El importe mensual pasa de 4.833,95 euros con IVA (2.748 destinados al pago de personal) a 3.623,95;de algo más de 58.000 euros anuales a 43.487,4. «El gasto sigue siendo desproporcionado e irracional», apostilla Fernández. El anterior contrato cubría una jornada completa de mantenimiento; con la prórroga se pasa a 4 horas diarias.

«Antes se pagaba 11,45 euros la hora al personal de la empresa; a partir de la nueva prórroga se pagarían 17,18 euros». La portavoz popular sostuvo, además, que durante el mes de abril no existía contrato alguno vigente «mientras se estaba ofertando el servicio a los usuarios. Hubo un vacío».

Con el servicio de autobuses

El Ayuntamiento, según se aseguró ayer desde Alcaldía, estaría trabajando en una fórmula para reducir el coste de Biciudad. La idea sería incorporarlo como elemento que otorgaría mayor puntuación a aquellas empresas que opten en los próximos meses al contrato de transporte público de la ciudad. Se haría como un factor más a considerar como parte del «compromiso con la sostenibilidad y el Medio Ambiente». El uso de combustibles alternativos como el autogas, también se anunció recientemente como otra opción a valorar.