Comienzan los trabajos para proteger los restos arqueológicos de Deobriga

Las máquinas trabajan desde finales de la pasada semana en la zona donde se encuentran los restos arqueológicos de Deobriga./
Las máquinas trabajan desde finales de la pasada semana en la zona donde se encuentran los restos arqueológicos de Deobriga.

La zona ha sido ya delimitada y se actúa en la base de los soportes de la estructura elevada del vial

SALVADOR ARROYOmiranda de ebro

Están en su fase más incipiente. Pero ya se aprecian los primeros trabajos enfocados hacia la protección de los restos arqueológicos de Deobriga.La zona se encuentra delimitada desde finales de la pasada semana.Una malla de color anaranjado aísla los socavones que se han realizado en puntos muy concretos del yacimiento. Constituirían la base de la estructura que pasará sobre la parte del yacimiento que va a quedar, a vista; aquella que no se enterrará bajo el cuerpo del tramo pendiente de la carretera.

Los restos fueron durante varios años el argumento sustancial que ADEParques Tecnológicos y Empresariales de Castilla y León utilizó para justificar la demora en la ejecución de los 260 metros lineales del vial. Hubo que rehacer todo el proyecto posteriormente su contratación se vería imposibilitada por falta de financiación.

Suponen la parte más ínfima del presupuesto destinado a esta infraestructura. El estudio arqueológico, de hecho, apenas requería una inversión de 90.000 euros de un total estimado inicialmente en más de dos millones y que la UTEConstructora San José-Arcebansa adjudicataria de las obras rebajó a 1.371.525 euros (más IVA).

El ahorro de 837.406 euros no tendría, en principio, una incidencia notable en los costes dirigidos a la consolidación de la parte del yacimiento afectada por la carretera. Porque la actuación es muy sencilla.Se orienta en un doble sentido. De un lado, garantizar la conservación de las estructuras que se quieren destacar. De otro, proteger aquellos que no van a quedar a la vista, que quedarán soterradas bajo el firme del vial.

Hace dos semanas

Las máquinas entraron en la zona hace apenas dos semanas. Una de las primeras medidas que se adoptaron fue la retirada de una de las farolas de la rotonda de la carretera de Logroño estaba en el paso donde se producirá el enganche con el parque empresarial.

Del total de la superficie de 3.800 metros cuadrados en los que se extiende el yacimiento, se planteaba diferenciar al menos cinco zonas. Algunas quedarán cubiertas para evitar interferencias en la lectura de los restos (lo que se dejaría a la vista se correspondería con hasta tres épocas diferentes de la Miranda más primigenia).

La idea es dar visibilidad a aquellos elementos que tengan una mayor monumentalidad para el público; los más singulares y llamativos para aquellos ciudadanos que podrían visitarlos accediendo a través de una pequeña pasarela suspendida desde el propio vial.

Se busca una interpretación correcta, dentro de las limitaciones que impone la zona y el uso que se le dará la carretera será la vía de acceso principal a un parque empresarial de más de dos millones de metros cuadrados en el que aún hoy solo hay instalada una empresa. Un material especial se baraja la utilización de arlita o arcilla expandida se utilizaría de relleno para las partes del yacimiento que quedarán literalmente sepultadas bajo la carretera

En lo que se refiere a esta infraestructura, los datos técnicos del proyecto son conocidos. De acuerdo con el documento presentado el 4 de octubre de 2011, se construirá una calzada de 13 metros, con cuatro carriles de 3,25 de anchura, un carril bici de 2,50 y dos aceras de dimensiones similares. Eso en los 126 metros más integrados en el polígono.

En los 134 metros restantes, los que servirán de enganche con la rotonda y, al mismo tiempo, también con el polígono de Bayas, se prevé una ligera elevación de la carretera, precisamente para salvar la huella arqueológica. El proyecto contempla también un estrechamiento para separar sus calzadas cuando éstas están a punto de desembocar en la glorieta. Dos carriles de entrada y otros tantos de salida. La acera queda en dos metros, semi calzada en paso elevado de 8 metros y una mediana de 1,50.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos