De Miguel confirma que Terrazas seguirá en el Mirandés

Alfredo de Miguel, presidente del Mirandés, junto al entrenador, Carlos Terrazas, en Anduva /
Alfredo de Miguel, presidente del Mirandés, junto al entrenador, Carlos Terrazas, en Anduva

El presidente rojillo asegura en Burgos, después de llevar a cabo un encuentro en la sede de la Diputación, que el técnico continuará la próxima temporada

ÁNGEL GARRAZAmiranda de ebro

Una reunión programada en las dependencias de la Diputación de Burgos sirvió ayer para que el presidente del Mirandés, Alfredo de Miguel, confirmara posteriormente en rueda de prensa que está garantizada la continuidad de Carlos Terrazas al frente del primer equipo y todo hace indicar que también tendrá otras funciones hasta el punto de ser el máximo responsable del área deportiva, tal y como adelantó EL CORREO meses atrás, en concreto en enero.

Tras ser preguntado ayer en la capital burgalesa acerca de si el entrenador bilbaíno permanecerá en la entidad rojilla la campaña próxima, no dudó al aseverar que así será, con independencia de lo que ocurra sobre el césped en los cuatro partidos de Liga que restan por jugarse. En el consejo de administración existe plena confianza en su trabajo y así se ha demostrado desde que recaló en Miranda.

Era un secreto a voces. Al margen de que el propio entrenador confesara desde el primer instante que es «un hombre de club y que llego para ser el entrenador del equipo los próximos veinte años», la apuesta de quienes rigen los destinos del Mirandés estaba muy clara tras cesar al anterior preparador, Gonzalo Arconada. Iba a ser el hombre fuerte del club en el terreno puramente deportivo.

El hecho de que Terrazas permanezca en continuo contacto todos los meses con los responsables y técnicos de los equipos de fútbol base, tal y como anunció él este pasado viernes, además de presenciar numerosos partidos de los conjuntos inferiores y del convenio interclubes (incluso en Burgos) despeja cualquer duda que pudiera existir al respecto.

La permanencia está casi garantizada (salvo hecatombe en este tramo final) porque haría falta ganar sólo un partido de los cuatro que restan para consumirla y permanecer una campaña más en la categoría de plata, así que no es nada desdeñable que se haya comenzado a preparar el siguiente curso en lo que al ámbito deportivo se refiere.

El presidente de La Charca, Luis Manuel Gutiérrez, afirmaba el día anterior que en la actualidad la situación con el resto de clubes es de «compás de espera». Entre otras razones porque el Casco Viejo aún no ha culminado su proceso electoral y porque desde el Mirandés ya han comunicado que hasta finales de este mes de mayo no se adoptarán decisiones al respecto.

De Miguel reiteró que ha afirmado que «el contrato estipula que la reforma de la tribuna general se va a hacer antes del 15 de agosto», día en el que comienza la próxima temporada en Segunda División. Eso sí, reconocía que «normalmente, las obras pueden tener algún retraso», aunque éste no sea el caso. Para ello, el club ha tenido que realizar un esfuerzo económico capaz de financiar las obras para lo que cuenta con una ayuda de la Diputación. Ayer rubricó la ayuda de 200.000 euros a repartir en cuatro anualidades en concepto de patrocinio. La Diputación se asegura un canal publicitario usando la imagen del equipo.

La adjudicación de General

El presidente provincial, César Rico (participaron en esta cita tanto él como Borja Suárez y por el club también Ángel Fernández de Aránguiz) aseguró que «es una satisfacción colaborar con el equipo que en estos momentos es la referencia en el deporte rey. El fútbol tiene réditos, ya que permite que el nombre de Burgos y Miranda esté en los medios nacionales cada fin de semana».

El presidente del club quiso salir al paso ayer en Burgos después de que el alcalde Fernando Campo deslizara que «la adjudicación de General no ha sido para una empresa de Miranda» al manifestar que «se pidieron ofertas a once de toda la geografía nacional, tres de ellas de Miranda, a las que a posteriori se les ha dio la oportunidad de modificar el presupuesto a la baja para competir con otras ofertas. No lo han hecho y se ha dado la obra a la empresa que ha presentado la oferta más ventajosa para los intereses del club».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos