Cientos de mendigoizales celebran en el Ganekogorta el Día de los Montes Bocineros

Los cuernos que convocan las Juntas Generales han sonado este domingo en la cima del Ganekorta / Fernando J. Pérez

La marcha ha partido a las 8.00 horas desde el parking de Kobetamendi y ha culminado a las doce del mediodía con el tañido de los cuernos que convocan las Juntas Generales

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

Cientos de mendigozales se han reunido este domingo en la cima del Ganekorta en la XVI edición del Día de los Montes Bocineros. Las Juntas Generales de Bizkaia han vuelto así a abrir vía para la celebración de una jornada deportiva y cultural muy especial abierta a todos los amantes de la montaña y las tradiciones. El Ganekogorta, una de las cimas más emblemáticas de Bizkaia, ha sido escenario de esta celebración después de sucesivas ascensiones, años atrás, a las otras cuatro cumbres 'bocineras' de Bizkaia (Gorbeia, Oiz, Kolitza y Sollube), citadas así en las crónicas legendarias que escribió el archivero del Señorío de Vizcaya, Antonio de Trueba.

Las Juntas Generales de Bizkaia, continuando con la tradición iniciada en el año 2004 con motivo del 25 aniversario del restablecimiento de esta institución, llevan a cabo esta costumbre contemporánea en colaboración esta vez del club Gailurra de Bilbao. La marcha ha partido a las 8 de la mañana desde el parking de Kobetamendi. Los participantes han ascendido a la cima del Ganekogorta (999 metros) por otra vía diferente a la que utilizan cientos de bilbaínos y bilbaínas todos los fines de semana para ascender al Pagasarri. Desde la mítica cumbre bilbaína se ha ascendido, tras un pequeño avituallamiento, a partir de las 10 horas al Ganekogorta para cumplir fielmente con la tradición de tañir los cuernos a las 12 del mediodía.

Tras el sonido de los cuernos en la cima, la organización ha preparado un pequeño espacio festivo en las campas del Pagasarri en donde no faltará música, danzas vascas, teatro, un pequeño aperitivo reponedor de fuerzas y un regalo para quienes hagan la ascensión completa.

El club de montaña Gailurra de Bilbao, encargado de la ascensión deportiva de este año, cederá ese domingo, como es tradición, el testigo al representante del club Ganzabal de Lemoa para que organice el primer domingo de junio del año próximo la subida al Gorbeia, continuando así con el ciclo de ascensiones a los montes bocineros, una distinta cada año.

La realidad de las cinco bocinas

La actual celebración del Día de los Montes Bocineros es la representación que los escritores e historiadores del siglo XIX llegaron a definir tras consultar la documentación que desde la Edad Media se había escrito en referencia al tañido de cinco bocinas en las Juntas Generales de Gernika. Estas conclusiones las obtuvieron de la síntesis de tres ideas:

- La realidad institucional recogida en los documentos medievales donde se indica que se tañían cinco bocinas en Gernika antes del comienzo de las Juntas Generales.

- La versión que sobre la leyenda de Jaun Zuria hizo Lope García de Salazar a finales del siglo XV en las «Bienandanzas e Fortunas», señalando que el mítico primer señor de Bizkaia fue elegido en el siglo X para acaudillar a los vizcaínos contra los invasores después de tocar las cinco bocinas en Gernika.

- Las creencias sobre el uso de bocinas en zonas montañosas que recogieron las crónicas del siglo XVI.

Con estos datos que compilaban aspectos reales -el tañido de las cinco bocinas antes de comenzar las Juntas en Gernika- más otros procedentes de leyendas y creencias, los autores del siglo XIX interpretaron que las cinco bocinas se debían tañer en cinco montes para llamar a Juntas siendo el primero que lo mencionó el geógrafo Pascual Madoz en su obra 'Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar' (1850).

Posteriormente, Antonio de Trueba (Galdames), proclamado en 1862 por las Juntas Generales de Bizkaia 'Cronista y Archivero del Señorío de Vizcaya' en su afán por recopilar información para escribir 'Una modesta historia general de Vizcaya', utilizó las conclusiones aceptadas por todos sus contemporáneos, llegando a proponer el nombre de aquellos cinco montes (Gorbeia, Oiz, Kolitza, Ganekogorta y Sollube), aunque siempre integrándolo dentro de la leyenda de 'Jaun Zuria'. Poco después, los autores posteriores, consideraron que esos cinco nombres serían también los usados para llamar a Junta General, idea que ha pervivido hasta la actualidad.

Trabajo de investigación

Las Juntas Generales de Bizkaia han encargado un estudio de investigación, que pronto verá la luz, que indaga en la tradición bocinera vizcaína consultando bibliográfica desde la Edad Media hasta el siglo XX y en el que se exponen las conclusiones relativas a la realidad y evolución de la tradición del tañido de las cinco bocinas a lo largo de los siglos.

Como adelanto, y según este trabajo de investigación, el Día de los Montes Bocineros supone fusionar una realidad histórica y probada -el tañido de cinco bocinas en Gernika durante la Edad Media- con las diferentes interpretaciones históricas hechas a lo largo de los siglos, principalmente cuando la idiosincrasia vizcaína se ponía en entredicho (fueros, tradiciones, costumbres, lengua…). El hecho es que hoy es una costumbre que se celebra una vez al año, una costumbre muy vizcaína y muy viva, que combina deporte, naturaleza, tradición, historia y leyenda.