La UDL se diluye en Fuenlabrada

Fran Pastor conduce el balón con velocidad en un ataque del conjunto blanquirrojo./
Fran Pastor conduce el balón con velocidad en un ataque del conjunto blanquirrojo.

Los pupilos de Pouso siguen sin victorias tras el inicio de la temporada liguera

EZEQUIEL COSTA (OPTA)

La Unión Deportiva Logroñés sigue sin poder ganar en estas dos jornadas iniciales. Tras el empate ante el Leioa, los de Carlos Pouso cayeron en su visita al Fuenlabrada, en un partido donde el conjunto riojano fue superior durante los primeros 20 minutos, incluso llegando a adelantarse en el marcador con un espectacular gol de Javi Rey.

Sin embargo, desde ese momento los locales fueron creciendo, logrando remontar con tantos de Diego Cervero -exjugador de la UD Logroñés- y de Dioni, de penalti.

El cuadro rojiblanco salió más fuerte en el inicio, bien posicionado y ganando el duelo en el centro del campo. En el minuto 8, un tiro de Chevi fue detenido por Isma Gil. Poco después, en el 12, y luego de otra parada del portero azulón, Javi Rey marcó un golazo, clavando un derechazo en la escuadra desde fuera del área.

El Fuenla intentaba adelantar líneas, pero la UD Logroñés continuaba aproximándose con peligro. Adrián Pazó sorprendió al lanzar una falta desde 70 metros, la cual pilló a Isma Gil fuera del área y, aunque éste retrocedió corriendo hasta la línea de gol y parecía controlarla, el balón se perdió apenas arriba del larguero. (Hubiese sido el gol de la jornada). Acto seguido, en el 21, un remate de Pablo Espina se marchó desviado.

Fuenlabrada-Ud logroñés

2-1
Fuenlabrada: Ismael Gil; Mikel Iribas, Chica, Lolo Pavón, Fran García; Velasco (Borja Sánchez, 75), Paco Candela, Rubén Sanz (Isi, 67), Molinero; Dioni y Cervero (Carlos Álvarez. 71).
UD Logroñés: Miguel; Rico, Caneda, Adrián Pazó, Paredes; Adrián León, Chevi; Sergio García (Fran Pastor, 58), Javi Rey (Muneta, 70), Espina; y Mendi (Juanfran, 58).
Goles: 0-1, m.11: Javi Rey. 1-1, m.56: Cervero. 2-1, m.76: Dioni (p).
Árbitro: Caparrós Hernández, Iván (Comité Valenciano). Amarillas para los locales Mikel Iribas y Paco Candela; y para los visitantes Javi Rey, Pazó, Adrián León, Chevi y Juanfran.
Incidencias: Fernando Torres. 800 espectadores.
El detalle
Diego Cervero, que militó durante tres temporadas en la Unión Deportiva Logroñés, con la que marcó cincuenta goles, fue uno de los jugadores del Fuenlabrada que consiguió batir al guardameta blanquirrojo.

Allí, tal vez por el fuerte calor en la mañana madrileña, los de Pouso comenzaron a perder intensidad, creciéndose así un equipo local que fue de menos a más. En tres minutos los locales llegarían tres veces con mucho peligro. En el 35, Miguel alcanzó a manotear un centro envenenado lanzado por Abel Molinero. Luego, el lateral Mikel Iribas, sólo dentro del área, cruzó un remate que fue cerca del palo, e instantes después Dioni se sacó un derechazo desde el vértice del área grande, el cual se estrelló en la cruceta.

El dominio azulón se prolongó tras el entretiempo. En el 49, un zurdazo mordido de Molinero se marchó fuera. Si bien los visitantes intentaban reaccionar, como con un tiro de Sergio García que pegó en un defensa y acabó en córner, el Fuenlabrada merodeaba el empate. Antes del mismo, Pazó trabó justo a Dioni, quien se aprestaba a disparar dentro del área chica. En la siguiente acción, Diego Cervero -50 goles en tres temporadas con la camiseta logroñesa- conseguía la igualada tras un pase filtrado de Molinero y posterior definición de manual: control, búsqueda del espacio y remate seco y ajustado a la base del poste.

Un minuto después, en el 58, Abel Molinero se perdió el segundo por querer marcar él en lugar de ceder a Cervero, que estaba sólo en la izquierda. Pasaban los minutos y el partido volvía a nivelarse, aunque en el 76 sobrevendría la acción decisiva del partido. Primero Carlos Álvarez, desde fuera del área, se sacó un furibundo remate que rebotó -como el de Dioni- en el ángulo superior izquierdo de Miguel. Esa jugada derivaría en un centro desde la izquierda que, a interpretación del colegiado, terminaría en penalti por mano de Adrián Pazo. A favor del árbitro puede decirse que estaba a dos metros de la acción, aunque su sanción fue muy protestada por todos los visitantes. Dioni marcaría el 2-1 definitivo tras lanzar a la derecha mientras Miguel elegía su izquierda.

La UD Logroñés, enrabietada por una decisión que consideró injusta, perdió un tanto los papeles, sufriendo tres amarillas en apenas tres minutos (dos de ellas por protestar). Enfriados los ánimos, los de Carlos Pouso echaron el resto en el cuarto de hora final, pero los locales se pertrecharon bien atrás, dejando casi sin espacio a un equipo riojano que intentó, en vano, un empate con más corazón que fútbol.

En la próxima jornada, la UD Logroñés recibirá en Las Gaunas al Rayo Majadahonda, aunque el miércoles debutará en la Copa del Rey ante el Calahorra.