‘Ares’ y ‘Turca’ ganan en Tricio

En la carrera de este año participaron siete burros de Baños de Río Tobía y la localidad ‘caracolera’./
En la carrera de este año participaron siete burros de Baños de Río Tobía y la localidad ‘caracolera’.

La localidad reedita sus tradicionales carreras de burros y caracoles

EFE / EL CORREO

No firmarán campañas publicitarias ni serán recibidos en los Ayuntamientos de su localidad natal, pero para los vecinos de Tricio los vencedores de sus carreras de caracoles y burros gozan del mismo o más respeto que el ganador del maratón en los Juegos Olímpicos.

Más si cabe, cuando los aniversarios de la primera prueba representan números redondos como este año (treinta en el caso de los caracoles y 45 en el de los pollinos). Por eso, lo nombres de Turca y Ares ocupan ya un lugar privilegiado en el Olimpo de la localidad riojana.

Turca es el caracol de una niña vitoriana de tres años, Iraya Malaina, y ayer se quedó cerca de batir el récord histórico de la prueba. En concreto, recorrió una distancia de 156 milímetros mientras arrastraba una lata de pimientos (de 230 gramos). El molusco alavés se quedó a apenas diez centímetros de batir la mejor marca, establecida hace ya quince años.

En total fueron 94 los caracoles que participaron en el singular rally que cada año se desarrolla en el frontón de Tricio con motivo de las fiestas de la localidad.

Por su parte, el burro Ares montado por Tomás Ostolaza invirtió más de doce minutos en recorrer los tres kilómetros del recorrido de la prueba, muy lejos del mejor registro, logrado el pasado año por el burro vizcaíno Cecilio (paró el cronómetro en cinco minutos y dos segundos).

Vuelta a los orígenes

En la prueba de los burros celebrada anteayer solo participaron pollinos riojanos, tal y como estaba establecido en los orígenes de la celebración. Así lo demandaron algunas organizaciones animalistas y así actuó el alcalde de Tricio, Carlos Benito, quien señalaba que varias ganaderías de País Vasco, Asturias y Cantabria le transmitieron que ya no mantenían a sus burros porque se han suprimido estas carreras en muchos municipios.

Desde hace más de una década en esta localidad riojana se daban cita más de una docena de jinetes de esas regiones, que se disputaban la victoria no solo por los premios en metálico sino también por la rivalidad entre diferentes ganaderías que competían en diferentes pruebas por pueblos de todo el norte de España.

La prueba de este año ha sido especialmente accidentada desde el pistoletazo de salida, dado que varios de los pollinos nunca habían participado en una prueba deportiva y en el arranque se sucedieron coces y saltos. Incluso fueron derribados dos de los jinetes, uno de los cuales resultó herido leve.

Por cierto, Tricio fue testigo de la única derrota de Usain Bolt este verano. No se trata del fugaz atleta jamaicano, sino del caracol de la riojana Iris Díez, que acabó la prueba en tercer lugar tras recorrer 130 milímetros con su lata a cuestas.