El consumo de agua bajó en Logroño en 2014 aunque creció el gasto doméstico diario

El consumo de agua bajó en Logroño en 2014 aunque creció el gasto doméstico diario

MARÍA CARRERAlogroño

El año 2014 se ha cerrado con subidas y bajadas en diferentes indicadores relacionados con el abastecimiento de agua. Esto se traduce en que se incrementaron el consumo doméstico, el número de abonados y de lecturas y la facturación. En el otro lado de la balanza, descendieron el agua captada y suministrada, así como la que tiene en cuenta los usos domésticos y de otro tipo. Estas son las conclusiones que se extraen de los principales datos que ayer hizo públicos el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor.

El total de agua captada, procedente del río Iregua, en la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) ubicada en Islallana fue de 16,44 hectómetros cúbicos. Esto supone un 3,24% menos que el año anterior, cuando esa cantidad fue 16,99. De hecho, la captación en 2014 se ha convertido en el mínimo histórico desde 1995.

Siguiendo esa misma tendencia descendente y como cabría esperar, el agua suministrada a la ciudad de Logroño bajó un 3,71%, hasta situarse en 12,98 hectómetros cúbicos frente a los 13,48 de los doce meses precedentes. Desde la estación de Islallana también se surte a otras poblaciones, como son Lardero, Villamediana y Alberite. También mejoraron los datos de suministro en las mismas, pues de 2,28 hectómetros pasaron a 2,06 el pasado año. En este caso, la diferencia ascendió a un 9,65%.

La dotación total integrada, la cual comprende los litros diarios por habitante destinados a uso doméstico, industrial o dotacional cayó un 3,63%, pasando de 242,99 a 234,18 litros en 2014. Sin embargo, la dotación de uso doméstico, o lo que es lo mismo, los litros de agua al día por habitante que se dedican a consumo doméstico ha experimentado un ascenso interanual de un 4,54%. Si en 2013 se consumieron 108,73 litros, los valores registrados un año después llegaron a 113,67 litros.

Una diferencia que, según el concejal, no se debe atribuir a un aumento en el consumo, sino a una mejora en la lectura de los contadores. Precisamente la cifra de lecturas ha subido un 9,45%. Si en 2013 era de un 83,67%, doce meses después alcanzó el 91,58%.

Además, este cambio introducido en el sistema de lectura de los contadores sería el responsable, según afirman desde Medio Ambiente, del aumento en las cuantías de facturación. Los ingresos por agua potable crecieron un 4,50%, llegando a 6.445.414,00 euros.

Otros datos que arroja la memoria municipal reflejan un repunte en el número de abonados, pues éstos han pasado de 60.526 a 60.757 en los últimos doce meses.

Ruiz Tutor se mostró satisfecho con el funcionamiento del servicio, que consideró "consolidado" y "ajustado". Y aseguró que "evolucionamos razonablemente bien". Atribuyó los descensos tanto en el agua captada como suministrada a cuatro factores. El primero, la mejora en las redes, con una reducción en las fugas. El segundo, la concienciación de los ciudadanos. El tercero, el descenso de agua suministrada a los otros tres municipios (Lardero, Villamediana y Alberite).

Y el cuarto respondería a una menor utilización de agua potable en usos distintos al doméstico. En este sentido, destacó que en el regadío ya no se usa agua de este tipo. Respecto a la calidad del agua que bebemos, catalogada por el concejal como de mineralización media, lo resumió en dos palabras: «Buena, buenísima». Destacó que a lo largo de 13 puntos de la red se hacen controles de cloro residual. Otro de aspectos que mencionó fue la minicentral eléctrica existente en la potabilizadora, la cual generó 2,6 millones de kilowatios por hora. Gracias a ellos se facturaron 141.500 euros, además de servir para el consumo de las propias instalaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos