Los recortadores, en el Iradier Arena