Los herri-kirolak arrastran a cientos de espectadores a la plaza de Los Fueros