Vendetta se despide definitivamente de Vitoria

Vendetta consiguió subir anoche la temperatura en la plaza de Los Fueros./Rafa Gutiérrez
Vendetta consiguió subir anoche la temperatura en la plaza de Los Fueros. / Rafa Gutiérrez

El adiós de la banda, uno de los grupos de ska más conocidos del panorama nacional, se sirvió en un ambiente cálido que ni la lluvia impidió minutos antes del comienzo

Ramón Albertus
RAMÓN ALBERTUS

La venganza no es un plato que se sirva bien frío. Al menos ayer. Vendetta consiguió subir la temperatura de Los Fueros anoche en su despedida del público alavés. Caldearon el ambiente desde el segundo 20 de su actuación, momento en el que empezó a sonar el bombo de la canción 'Suma' con la que abrieron ante una plaza llena.

La banda se encuentra inmersa en 'Aducted', nombre de la gira que concluirá el 28 de diciembre en el pueblo navarro de Villaba, tras una década. Saben que la mejor manera de decir adiós es repasando los buenos momentos. Ya en marzo actuaron en el local vitoriano Urban Rock Concept -fue su primera despedida-.

En todo este tiempo, la formación de Javier Etxeberria, Luisillo Kalandraka, Enrikko Rubiños, Rubén Antón y Pello Reparaz ha facturado cinco discos ('Vendetta', '13 balas', 'Puro infierno', 'Fuimos, somos y seremos' y 'Brother'); unos cientos de conciertos y se ha consolidado como uno de los grupos de ska más conocidos del panorama nacional.

Este estilo musical le sienta bien a las fiestas, con su punto verbenero incluido. La sección de vientos revolvió a los que estaban en la grada en algún momento. La crónica de la despedida no tuvo un sabor tristón. Solo los primeros compases de 'Cerca del mar' con un discurso reivindicando 'Sáhara libre', a dos voces con el público, y 'Reggaean Hegan' rompieron por momentos la animada velada. Precisamente, el momento más 'reggae' fue cuando conectaron con 'África', apagón de luces y 'Begira eta begira'. Después, llegó 'Udarako gau luzeak' con un pogo entre los más jóvenes de las primeras filas y 'Bonna sera' despegó los pies del suelo emulando una cumbia al inicio.

El final tampoco dio tregua. En 'Leña al fuego' invitaron al bertsolari Jon Maia. Es en esos versos donde se nota más la influencia de Skalariak. Cerraron con 'Botella de ron' y 'Pao pao pao' («dedicado a La Manada) que resonó como un grito feminista.

La llama de los Vendetta se va apagando con su repertorio festero y cómplice con el público. La despedida de los conciertos en la plaza de Los Fueros y de la banda se sirvió en un ambiente cálido que ni la lluvia minutos antes del comienzo impidió. Es la crónica de una despedida.

 

Fotos

Vídeos