Edurne y Celedón txiki consolidan su fiesta en la plaza de la Virgen Blanca

Edurne y Celedón Txiki, en la escalinata de San Miguel. / Igor Aizpuru

Los dos protagonistas volvieron a llenar una plaza repleta de familias que disfrutaron de una mañana soleada

Gabriel Cuesta
GABRIEL CUESTA

Celedón txiki y Edurne volvieron a ser recibidos con cariño en la Virgen Blanca, el nuevo escenario de la bajada desde el año pasado, cuando por primera vez descendieron desde la iglesia de San Miguel, como lo hace cada año Celedón 'senior'. El aspecto de la plaza, a rebosar de familias, reafirmó el éxito de este cambio con una multitud de personas en la que los niños y mayores disfrutaron como nunca.

La pareja comenzó su descenso con el ruido del pequeño chupinazo lanzado por los representantes de los grupos políticos que conforman el Consistorio, entre ellos, el alcalde Gorka Urtaran. Entre música de viento y percusión, los dos protagonistas se dieron un baño de masas este miércoles entre los pequeños de la casa.

Celedón txiki y Edurne cruzaron sin problema e impolutos la plaza, una aventura mucho más sencilla que para su consagrado hermano mayor, y lanzaron desde la balconada de San Miguel un mensaje en castellano y euskera para que los críos tomen conciencia en La Blanca. Ambos animaron a los demás 'peques' a disfrutar de este día tan especial y a «pasarlo en grande». «Todos los niños tienen derecho a disfrutar de este día y de todos los días del año», enfatizaron.

Antes de terminar entonaron a capela la canción de Celedón y así dio inicio una fiesta que ayuda a cuajar un relevo generacional garantizado.

El día de los más pequeños

Con este acto, protagonizado por Gonzalo Aranegui y Paula Rubio, las fiestas de Vitoria quedaron en manos de los más pequeños, al menos en las horas diurnas de este miércoles.

Antes de la bajada de los dos personajes, los txikis ya se habían apoderado de las calles para acompañar a la comparsa de gigantes y cabezudos, comprar los preceptivos globos o lanzarse por las fauces de Gargantúa. También realizaron su ofrenda floral a la patrona de la ciudad que vive el ecuador de las fiestas patronales.