Algunas cuadrillas serán sancionadas por sus cánticos durante las fiestas de La Blanca

Una cuadrilla de blusas canta durante el paseíllo./Rafael Gutierrez
Una cuadrilla de blusas canta durante el paseíllo. / Rafael Gutierrez

Las cuadrillas se comprometieron a evitar demostraciones genéricas de consumo de alcohol, a reprobar comportamientos de discriminación por razón de sexo, orientación sexual, raza, clase social o religión y a eliminar cánticos machistas y homófobos

EL CORREO

A la hora de repartir subvenciones entre las cuadrillas de blusas y neskas, el Ayuntamiento de la capital alavesa incluyó condiciones para intentar cambiar algunas actitudes. Se quisieron evitar muestras explícitas de consumo de alcohol y eliminar cánticos machistas y homófobos de sus reperterios en sus paseíllos, así como reprobar comportamientos sexistas. La concejala de Cultura, la socialista Estíbaliz Canto, admitió ayer en una entrevista televisiva que se han observado cambios respecto a años anteriores, aunque también avisó que cuando terminen las fiestas de La Blanca habrá sanciones.

«Tengo constancia de que se han entonado canciones que no tendrían que haberse cantado y eso, evidentemente, va a acarrear una sanción. Saben que no se puede hacer y lo han hecho. No se puede vacilar al Ayuntamiento», señaló la edil al canal local VTV.

El Consistorio reservó 75.000 euros para los blusas y neskas, subvención a repartir entre las dos agrupaciones -la comisión y la federación-, con un fijo de 55.000 en función del número de cuadrillas de cada colectivo y otros 20.000 sujeto a las actividades. A cambio, éstas se comprometían a evitar demostraciones genéricas de consumo de alcohol, a reprobar comportamientos de discriminación por razón de sexo, orientación sexual, raza, clase social o religión y a eliminar cánticos machistas y homófobos. El incumplimiento de estas u otras obligaciones podría «dar lugar a la devolución parcial o total de la subvención», ya explicaron en su momento fuentes municipales.

Cerrar el Iradier «de tarde»

Canto también admitió que en las actividades que se han programado en el Iradier Arena por la tarde durante el ciclo festivo -como el Grand Prix- «no está habiendo gente, aunque por las mañanas sí que hay miles de personas en la plaza» con las vaquillas. «Yo lo cerraría por la tarde, pero a veces hay cosas que no dependen de una sola», lanzó Canto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos