Contrastes en la sala de estar

Contrastes en la sala de estar
Ángel Resa
ÁNGEL RESA

La Ertzaintza aún investigaba el miércoles por la tarde la denuncia de la menor que acusa de agresión sexual al inicio de esa madrugada en el parque de La Florida a un chico que no ha cumplido la mayoría de edad. La Policía autonómica seguía instruyendo un caso del que alertó a primera hora de la mañana el mismísimo alcalde de Vitoria. Gorka Urtaran ejercía como altavoz de un asunto -nauseabundo, desde luego, de confirmarse- que, según confesaba en una entrevista radiofónica, le procuraba «mal» al cuerpo. Prendida la mecha, el suceso avanzó como la pólvora que busca su estallido sobre la atmósfera de una ciudad en fiestas. El colectivo feminista convocó una manifestación por la tarde con salida en el recinto de las txosnas y llegada a la plaza de la patrona. Y, en efecto, la marcha de protesta alcanzó el salón de estar de Vitoria a las ocho de la tarde. Una formación nutrida con abundancia de mujeres, sí, pero con bastantes chicos jóvenes que respaldan la irrenunciable causa de la igualdad y blusas que portaban -algunos- un brazalete morado en el antebrazo de la casaca festiva.

En ese momento, cuando la cabeza de la protesta ascendía hacia la parte superior de la plaza hasta colocarse entre el monumento a la Batalla y la calle Mateo de Moraza, quedó registrado uno de esos contrastes que caben en una capital cuando decide abrazar seis días el jolgorio y abre paréntesis para abordar asuntos mucho más serios. El grupo de 'breakdance' que utiliza la técnica de la peonza en vigorosos giros sobre el eje de unas cabezas centrifugadas en el asfalto empezó a comprender que era el momento de solicitarse un tiempo muerto. Puro sentido común cuando a sus espaldas el personal coreaba consignas contra el dominio sexual masculino y, durante, un rato, resultaba evidente que la vida atiende a ciertos órdenes de prioridades.

Faltaba determinar el alcance exacto del intolerable abuso o la asquerosa agresión en el caso de así atestiguarse y el ciclo de La Blanca que circulaba por encima de sus raíles recibía un bote de pintura gris en el chasis de la locomotora. Justo el día, 8 en el bingo de agosto, que el calendario reserva al renacido bullicio de los blusas, y también las neskas, veteranos. Gente que va cortando el cupón de la vida por lustros y hasta décadas, jaraneros de ayer, de hoy y de mañana por su firme voluntad de citarse de nuevo el segundo jueves del mes octavo de 2019. Personas de ambos sexos que no renuncian a brincar a sus posibles maneras aunque pidan cita desde ahora a la consulta de Traumatología mientras encuentran analgésicos en sus boticas domésticas.

El suceso de La Florida condicionó hasta cierto punto el programa festivo, sin alterarlo ni anularlo. Hubo paseíllo en forma de lengua bífida de serpiente desde la plaza del Renacimiento. Me refiero a que la multitud de cuadrillas distribuidas en rima consonante (Comisión y Federación) y de componentes dentro de ellas aconseja mandar a unos grupos por el ángulo recto de Florida y Dato y trazar la diagonal a otros a través de la calle Independencia. Si todos los caminos conducen a Roma, cuenta el dudoso dicho, txarangas, blusas y neskas confluyen en los soportales del cuadrado de Olaguíbel, junto al local que durante tiempo custodió desde su puerta una vaca de 'atrezzo' a tamaño casi natural.

Confiemos en que Vitoria atienda a las proclamas institucionales de 'ciudad libre de agresiones machistas', aunque me pregunto si otros sitios necesitan esa pancarta oficial para llegar a la conclusión planetaria de que huelgan en el mundo entero. Me da que necesitamos más eficacia y menos postureo como el de las «miradas degradantes» que el texto del Ayuntamiento en su programa de La Blanca inserta entre los pecados de la violencia sexista. Tolerancia 0,0 irrebatible, como la graduación de la cerveza sin alcohol, contra abusos y agresiones. Pero hay rizos en el propio bucle que recuerdan tiempos inquisitoriales. Debe de creer la consigna municipal que ojos que no ven, manos en los bolsillos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos