Vinos y licores de hace 100 años

Precio de los vinos de Rioja en un folleto de la Sociedad Bilbaína, 1919./Todocolección.net
Precio de los vinos de Rioja en un folleto de la Sociedad Bilbaína, 1919. / Todocolección.net

Un pequeño folleto de la Sociedad Bilbaína, impreso en 1919, contiene los precios a los que la alta sociedad vizcaína consumía sus copas predilectas

ANA VEGA PÉREZ DE ARLUCEA

Internet es maravilloso, créanme. Cuando menos te lo esperas encuentras algo que te alegra el día y además esclarece ciertas lagunas históricas tan entrañables y frívolas como el bebercio de hace un siglo. Verán, justo el lunes pasado pasé por la biblioteca de la Sociedad Bilbaína para preguntar por un misterioso folleto que me sonaba haber visto mencionado alguna vez. Si mi memoria no me fallaba, era un pequeño panfleto de 1917 que, igual que las cartas de los bares actuales, enumeraba la oferta del bar del club en lo tocante al alcohol, precios incluidos.

Tras buscar y rebuscar en el catálogo, el dichoso papel se resistió a ser encontrado y yo me quedé algo tristona, pensando que seguramente el documento en cuestión estaba en alguna colección privada y no podría yo poner nunca mis ojos sobre él, ay. Verán, aquella lista de precios que a priori podría parecer una fruslería era en realidad una prueba del poderío económico de la época, signo de aquel Bilbao industrial que estuvo lleno de millonarios gracias a las minas y los trapicheos de la Primera Guerra Mundial. En fin, Serafín, el folleto no estaba y parecía ya una misión imposible dar con él. Pero hete aquí que unas cuantas búsquedas de Google desvelaron el misterio. No el de 1917, pero sí el de 1919. De ese año es la «lista de precios de vinos y licores para el año 1919», impresa para información de los socios del club bilbaíno, que apareció entre los resultados.

En ella vienen el nombre y el precio de una o media botella de infinidad de vinos, licores y otros bebedizos elegantes de hace 99 años: vinos de Rioja, txakoli, finos franceses, del Rhin, de Oporto, jereces, champagnes, vermouths, coñacs y aguardientes. Una mina de información en trece páginas. De Rioja había a disposición de los señores socios y acompañantes botellas de Palacios Hermanos, Riscal, Ugalde, Compañía Vinícola, Bodegas Bilbaínas, Bodegas Franco-Españolas y Heredia, siendo los más caros los tintos de 1897 y 1899 (5 pesetas la botella) y de entre los blancos, el Tondonia a 4,20 pesetuelas la botella entera y 2,35 la media.

Lo francés se cotiza

Txakolis tenían de Ugalde, de Achalandabaso y de Itsasgana (Lekeitio), tanto tintos como blancos. En la sección de «vinos finos» aparecían los franceses, mucho más caros que los de aquí. Entre los más prohibitivos —aptos únicamente para señoritos bien en noche de fiesta— el Burdeos Rauzan 1899 (16 pesetazas la botella) o el Chateau d'Iquem a 15. Los espumosos, por mucho que los llamaran agua de Bilbao, despuntaban en lo alto de la tabla con la botella de champagne Pommery a 30 perras, además de Clicquot seco y dulce (20), Roeder Cristal, Aube de Reims y un cava Domecq nacional a 11, seguido de una sencilla sidra espumosa (2 pesetas) para los que no tenían el bolsillo lleno pero sí ganas de aparentar.

Los vinos de Jerez triunfaban entre la jet bilbaína de entonces, a tenor de las tres páginas que ocupan en el folleto: sesenta amontillados, olorosos, finos, palos cortados y hasta un jerez Tonel de añada 1823, a 17,50 la botella entera. El vermouth era extranjero, de marca Torino, Dubonet o Byrhs, y bastante más caro que muchos vinos de la lista (entre 7,50 y 8,75 pesetas).

De coñacs había gran variedad, brillando entre ellos como no podía ser de otra manera el espirituoso bilbaíno de los Barbier. Aguardiente de Ojén, cazalla, anís Del Mono, Curaçao, Chartreuse, Amer Picón y Cointreau completaban la selección junto al ron Negrita y tres tipos de whisky: Canadian Club, Dewars y «de barril» sin marca, a 11 pesetas la botellita. Lástima que no vengan precios de cócteles, que los había y muy buenos en aquella época. Tendremos que sacar la calculadora y la imaginación para calcular cuánto podía costar por ejemplo un cóctel Bilbaína. Alguna vez internet seguro que nos dará la solución.

 

Fotos

Vídeos