Turcanu (Castro Urdiales): la brasa, protagonista

Carpaccio de gambón./Maite Bartolomé
Carpaccio de gambón. / Maite Bartolomé

Esta brasserie castreña ofrece sabrosos pintxos y raciones, así como una carta apetecible y a buen precio

TXEMA SORIA

Nicolai Turcanu y su mujer, Ecaterina, de origen moldavo, llegaron hace 14 años a Gernika, tras pasar una larga temporada en Portugal. Nicolai trabajó como encofrador de primera y Ecaterina, en el restaurante Zallo Barri con la familia Ordorika. Hace seis años, cuando las cosas se torcieron laboralmente, decidieron abrirse a otros horizontes, rehacer su vida y cumplir parte de sus sueños. Ese lugar era Castro Urdiales, donde se instalaron y se hicieron cargo del bar Javi, en la populosa calle Ardigales. Allí comenzaron a ganarse el respeto de sus clientes con una barra de pintxos espectacular, entre ellos tartar de atún rojo o huevo poché trufado con boletus y crema de patata, y más de 30 referencias de vinos.

Turcanu (Castro Urdiales)

Dirección
Ardigales, 38.
Teléfono
942303426.
Cierra
No.
Precios
Carta: 35/40 €. Menús especiales (diarios): 30/40 €.

En agosto del año pasado decidieron dar un paso más al inaugurar, muy cerquita del bar, la Brasserie Turcanu, donde se come magníficamente a un precio muy asequible. El local, decorado con un gusto exquisito, cuenta en la planta baja con una barra de pintxos tan apetecibles como panceta a baja temperatura al teriyaki o fajita de pato desmigado, y unas mesas altas donde se puede comer a la carta, pintxos y raciones: surtido de ahumados –salmón noruego, lubina y merluza ahumada–, verduras a la brasa, mejillones a la brasa o papas asadas dos salsas.

En el comedor de la primera planta, con capacidad para 30 comensales e iluminado por la luz natural, se muestran varias de las botellas de su carta de vinos, con algunas de las mejores referencias de los caldos del mercado. La cocina es cosa de tres notables cocineros: Egoitz Urkijo, Dominic Robert Liscanu y Carlos Ruso. La fiesta gastronómica comienza con un delicado carpaccio de gambón, tataki de atún rojo con verduras escabechadas, espárragos (en temporada) con espuma de espárragos, aceite de oliva trufada y trufa blanca –magnífico–, pulpo a la brasa con emulsión de perejil y salsa de pimentón, espárragos trigueros con virutas de jamón y almejas a la sartén o en salsa verde. Para continuar ofrecen chipirones a la brasa con cebolla braseada, bacalao a la brasa con aceite de perejil y salsa de pimientos asados, atún rojo a la brasa y pescados como sapito, lubina, rodaballo, besugo o rey, que también hacen a la brasa.

Nicolai Turcanu y su mujer, Ecaterina.
Nicolai Turcanu y su mujer, Ecaterina. / Maite Bartolomé

Los carnívoros disfrutarán con el chuletón deshuesado de vaca gallega, pierna de cordero a baja temperatura o una deliciosa costilla ibérica a la brasa. Dejen un hueco para el postre y prueben el tubo de chocolate con frutos rojos, y las mouses de praliné con avellanas o de quesuco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos