Tercera generación en el Mandanga de Santurtzi

Tercera generación en el Mandanga de Santurtzi
MAITE BARTOLOMÉ

Las sardinas y su intenso aroma son el emblema de este local del puerto, un clásico que domina el arte del pescado a la parrilla

TXEMA SORIA

Ya lo dice la letra de la clásica bilbainada, 'Bilbao y sus pueblos', 'sardinas, las de Santurce'. Algo que sabe perfectamente Imanol Bóveda, que regenta desde hace 28 años el restaurante Hogar del Pescador, Mandanga, un restaurante cuyas tradiciones culinarias han pasado de mano en mano durante tres generaciones. El local fue fundado en 1964 por Daniel Obregón, 'Mandanga', y Aurora Santos, a quienes sucedió su hija Autora, que consiguió que el local se convirtiera en una referencia culinaria. Desde hace más de un cuarto de siglo regenta el negocio Imanol Bóveda Obregón, nieto de los fundadores, que lleva en el negocio desde que era un jovenzuelo. El comedor de la primera planta es un espacio amplio y luminoso con vistas al Puerto y capacidad para 90 comensales. También cuenta con una espaciosa terraza en el exterior, ideal para los días de verano.

Mandanga (Santurtzi)

Dirección
Puerto pesquero s/n.
Teléfono
944610211.
Web
www.hogardelpescadorsanturce.es.
Precios
40/50 euros.

La cocina es clásica, basada en productos de temporada, especialmente los pescados, hechos a la parrilla de carbón de encina. Al frente de la cocina se encuentran Monserrat Ruiz, Macarena Moreno y Jeik Lobato, mientras que de las parrillas se encargan los veteranos Eduardo Bravo (cuatro décadas domando el fuego en este local), Alfonso Amelibia (30 años en el oficio) y Baltasar Saldi (11 años).

En Mandanga se come estupendamente, pero conviene hacer caso a Imanol o a Begoña Fernández, que se encuentra al frente de la sala. La fiesta puede comenzar con unas anchoas a la cazuela, mejillones en salsa verde o con tomate, ensalada de ventresca, anchoas en salazón y pulpo a la brasa con patata, ajo laminado y pimentón de La Vera. El festín debe continuar con sardinas, seña de identidad de la casa, con el tamaño y el punto de sal adecuados y muy jugosas en su interior, o cualquier pescado del día: chicharro, rodaballo salvaje, besugo, cogote de merluza, ijada de bonito o lubina.

Las sardinas del Mandanga.
Las sardinas del Mandanga. / MAITE BARTOLOMÉ

Los carnívoros tienen la opción de pedir chuleta de ganado mayor a la brasa o solomillo a la plancha. De postre, tarta de queso con frambuesa o chocolate, leche frita con helado, cuajada casera con leche de oveja, o arroz con leche. Tiene una estupenda carta de vinos, especialmente de blancos.