Taroku (Getxo): Alta cocina cantonesa

Alicia Tze y Andy Wong, responsables del restaurantes getxotarra. /MAITE BARTOLOMÉ
Alicia Tze y Andy Wong, responsables del restaurantes getxotarra. / MAITE BARTOLOMÉ

El contraste de sabores y productos de primera calidad cocinados sin apenas grasa abanderan este nuevo restaurante

TXEMA SORIA

La taiwanesa Alicia Tze, hija de Toni Tze, que en los años 80 abrió el Pekin Garden de la calle Henao, uno de los primeros restaurantes chinos de Bilbao, y Andy Wong, un maestro en los fogones nacido en Hong Kong y que estudió cocina en la escuela de gastronomía de Sanghai –una de las más importantes del país–, inauguraron el 17 de abril en Algorta el Taroku, con el que pretenden difundir los secretos de la alta cocina china.

Dirección
Euskal Herria, 16 (Algorta).
Teléfono
946559256.
Cierra
Domingo noche y lunes todo el día.
Precios
Menú del día: 13,50 € (de lunes a viernes). Carta: 30/35 € .

Un restaurante en el que los amantes del buen yantar pueden disfrutar de la gastronomía china, especialmente cantonesa, muy diferente a la que estamos acostumbrados, un tanto occidentalizada. La cocina del Taroku es magnífica, hecha con productos de primera calidad, perfectamente elaborada, sin apenas grasa –casi todos los alimentos se preparan en el wok– y con un gran contraste de sabores.

Cabracho al horno con salsa Sichuan.
Cabracho al horno con salsa Sichuan. / MAITE BARTOLOMÉ

El local, muy acogedor, destaca por el trato personalizado a sus 60 comensales, a los que ofrecen una carta con platos tan especiales como su ensalada de medusa, muy gelatinosa, berenjenas yuxiang, dim sums rellenos de carne de cerdo (guotie) o de gambas (hagao), salteado de verduras elaboradas al dente o arroz taroku con carne de cerdo y especiado. Para continuar tienen chuletas de cerdo jiaoma, todo un hallazgo, además de unos deliciosos langostinos con salsa Shanghái sobre brócoli con la verdura al dente y un marisco de sabor delicado. Por encargo preparan pato lacado al estilo pekinés.

Destacan la lubina al vapor con salsa cantonesa, el rape con setas chinas, la dorada al estilo de Sanghái con salsa picante y de ostra y el cabracho –presentan la pieza entera en la mesa–, servido con salsa Sichuan, agria, dulce y un poco picante al mismo tiempo. Y de postre, tarta de queso, de turrón o tarta Sacher de chocolate.