Sabores del mundo

Meritxel Marcos y Javier Aguirregomezcorta./Maite Bartolomé
Meritxel Marcos y Javier Aguirregomezcorta. / Maite Bartolomé

La cocina italiana, japonesa y peruana se unen a la vasca en el Wamay de Getxo

TXEMA SORIA

A finales de mayo se inauguró en el Puerto Deportivo de Getxo el Wamay, desde cuyos ventanales pueden verse los veleros meciéndose en los pantalanes. Javier Aguirregomezcorta y su mujer, Meritxel Marcos, han dado vida a este local que ocupa el espacio donde antes estuvo el Ancora para ofrecer platos italianos, peruanos, japoneses y autóctonos. Javier, que gestionó durante dos años un restaurante en Argentina, nació en Buenos Aires y en 2001 vino por primera vez al País Vasco, la tierra de sus abuelos, por motivos deportivos. Remero mundialista con Argentina en 1999 y con España en el 2004, ha bogado dos años en la trainera de Kaiku y un año en la de Urdaibai, con las que ha participado en todas las grandes regatas del Cantábrico.

Wamay (Getxo)

Dirección
Paseo del Puerto Deportivo, locales 10 y 11.
Teléfono
946181552.
Menú diario
15 euros.
Carta
18/25 euros.

Aguirregomezcorta se decidió a hacerse cargo del negocio por motivos sentimentales, ya que este era el local escogido para los acontecimientos especiales por su familia, encabezada por su padre, Sabino, fallecido hace tres años. En el Wamay se come estupendamente y el encargado de que ello sea así es el jefe de cocina, Jon Flores. Parte del éxito se debe a Marvin Brigole, el sushiman encargado del toque japonés. Al frente de la sala se encuentra Marcos Blandi, excelente profesional, que en Bilbao ha trabajado en restaurantes como Coppola o Porrue.

Pasta muy bien hecha

Una comida en este local comienza con buñuelos de masa de pan, suave queso stracchino y coppa de Parma ahumada (embutido italiano), ensalada de quinoa (cherry, calabacín, champiñón, zanahoria y salsa de huevos) o tostas de foie al aroma de manzana y jamón. Para continuar ofrecen pasta, muy bien hecha, como fiocchi rellenos de pera y queso con salsa gorgonzola, gnocchis rellenos de queso gorgonzola salteados con mantequilla y albahaca y terminados con parmesano o tagliatelle negro con salsa de marisco, gambas y setas. No se pierdan el tataki de atún rojo ni el ceviche de lubina, dos exquisiteces, y merece la pena probar sus pizzas, como la Wamay.

Fiocchi rellenos de pera y queso con salsa gorgonzola.
Fiocchi rellenos de pera y queso con salsa gorgonzola. / Maite Bartolomé

Quien apueste por el recetario japonés pueden tomar futomaki de salmón, aguacate, crema de queso y alga nori, que rebozan en tempura y panko, y resultan sorprendentes cualquiera de los spring rolls o california. Los clásicos optarán por la carrillera de ternera o el solomillo al foie, a la pimienta o al roquefort.

Bajo pedido preparan pescados (besugo, rodaballo, rey o mero) al horno o a la plancha. Dejen un hueco para el postre y disfruten del tiramisú o de la tarta de queso, excelentes. La carta de vinos, con referencias francesas y argentinas, es magnífica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos