La Ribera: Buen yantar en el hotel

Alfonso Rey y Roberto Delgado./Maite Bartolomé
Alfonso Rey y Roberto Delgado. / Maite Bartolomé

La calidad de la cocina desmiente los tópicos sobre la gastronomía de hotel

TXEMA SORIA

Roberto Delgado dirige desde hace año y medio el hotel Puerta de Bilbao en Barakaldo, muy cercano al BEC, que cuenta con 203 habitaciones, 8 salas de reuniones, una zona de juegos para niños, piscina exterior y 100 plazas de garaje. Delgado, que ha trabajado en hoteles como Le Meridién Rá en Barcelona, Sheraton en Bilbao, Sercotel o Gran hotel Durango, ha conformado un equipo muy sólido y profesional en la cocina y sala del restaurante, denominado La Ribera, con un comedor para 60 comensales, aunque en bodas, banquetes o eventos acogen hasta 160.

La Ribera (Barakaldo)

Dirección
Hotel Puerta Grande de Bilbao (Río Castaños, 2).
Teléfono
944184700.
Precios
Menú del día: 16,95 €. Fin de semana 29,50 € (parking gratuito 3 horas). Carta: 35/40 €,

Raúl López, el chef ejecutivo, estudió hostelería en Galdakao y ha pasado por los fogones de San Mamés Jatetxea, Gran Hotel Durango y Sabin Etxea. El jefe de cocina es Alfonso Rey, que se formó en Artxanda, ha trabajado San Mamés Jatetxea y en cadenas como Sheraton o Meliá. Rafael Salazar, que viene del hotel Occidental (junto a la basílica de Begoña) es el jefe de sala.

Lingote de cordero cocinado a baja temperatura.
Lingote de cordero cocinado a baja temperatura. / Maite Bartolomé

En La Ribera, con cocina a la vista, se come muy bien. Cuentan con apetecibles menú diario y de fin de semana. Se puede disfrutar con platos como ensalada de tacos de salmón marinado por ellos mismos con salsa romescu, un delicioso falso risotto de hongos, verduritas y vieira a la parrilla, el sabroso rodaballo con salsa verde de pulpo, trigueros y edemanes o bacalao confitado a baja temperatura con crema de purrusalda. En la sección de carnes, ofrecen lingote de cordero a baja temperatura con jugo de miel y solomillo de ternera con ragout de calabazas, patatas y setas.

De los postres se encarga Patxi Fernández, en línea con el trabajo de su padre, Abel, que regentó las pastelerías Rontegui y Caracas en Barakaldo: coulant de chocolate con sorbete de mango y tierra de frutos rojos, goxua, tiramisú o tarta sacher con crema helada. Tienen una bodega con casi 50 referencias y caldos muy interesantes.