Cinco restaurantes para reponer fuerzas durante las fiestas de La Blanca

Luis Ángel Plágaro, a la izquierda, y sus compañeros se protegen con el paraguas de Celedón./Blanca Castillo
Luis Ángel Plágaro, a la izquierda, y sus compañeros se protegen con el paraguas de Celedón. / Blanca Castillo

La fiesta se huele, se come y se bebe en Vitoria

JOSEBA FIESTRAS

La fiesta se huele… y se come, y se bebe… y se baila. Desde el momento en que (y de eso hace ya 61 años) Celedón baja desde la torre de San Miguel, los vitorianos y los visitantes festejan a la Virgen Blanca con actividades muy variadas, diversión y opíparas comidas con la familia y los amigos. La jarana no acabará hasta el día 9 y toca alimentarse bien para salir airoso del envite. En el comedor de casa y en la cocina de amama sabemos que tenemos lo mejor, pero no hay que aprovecharse demasiado. Por eso, el picoteo de pintxos y raciones es una de las opciones, y a veces la mejor si quieres disfrutar de todo un poco y darte aire. Pero otras veces apetece sentarse en la mesa y, simplemente, dejarse llevar por los sentidos, que bastante falta nos hace.

El plantel del Andere brinda por las fiestas.
El plantel del Andere brinda por las fiestas. / Igor Aizpuru

En ésas está el Sukalki. El restaurante de la calle Florida ha elaborado un menú en el que se notan las influencias de su cocinero, Luis Ángel Plágaro. Bebe de la tradición pero le gusta experimentar con lo nuevo. Es de cocina de Kilómetro 0, de mercado diario y, sobre todo, de Slow Food. En su menú festivo nos encontramos con platos elaborados y sorprendentes, como la ensaladilla de almadraba y TxipiCrispy, el carpaccio de buey eco de Maturana con trufa de verano y foie, las gyozas de Sukalki Label, jugo de morrones y crujiente de té matcha, las láminas de bacalao con su pilpil, humus ecológico de Orbiso y crema de espinacas y gamba y el huevo ecológico de Orduña, con bizkaina y milhojas de basatxerri. Para los segundos, un estupendo taco de merluza menier con crema de marmitako de anchoa, y un centro de txuleta con verduras salteadas en salsa de bulgogi. Para terminar, déjate llevar por su Gaspi-Carajillo.

Carteles y pañuelos en el Arkupe.
Carteles y pañuelos en el Arkupe. / Igor Martín

El Andere no necesita presentación. Lleva muchos años atendiendo en el centro con su comida tradicional, de calidad y con un toque muy personal. Lo fundó Fabián Tobalina hace más de 40 años y es un referente en cuanto a bodas y celebraciones. Cuenta con varios salones comedores amplios, con decoraciones variadas, como el Beatriz, donde Fabián inició su negocio, de estilo neoclásico inglés. También está el gastrobar, más informal y de picoteo. Y qué decir del jardín, un edén en pleno centro de la ciudad. El heredero y cocinero, Álvaro Tobalina, ha revolucionado su cocina, y nos propone para fiestas, como aperitivo, una ensaladilla de txangurro en un panecillo cocido al vapor y un salmorejo aromatizado con arbequinas. Como entrantes, láminas de foie y manzana caramelizada con puré de orejones y ensalada de langostinos y verduras escalivadas con hongos. En el principal, tenemos una fabulosa lubina con verduras estofadas, tapenade y pisto de albahaca y un solomillo de vaca asado con foie y jugo reducido con hierbas aromáticas. Y el postre… 'sufran' con una infusión de frutos rojos y crema helada de leche de oveja tostada, y con su Crème Brûlée, helado ácido de albaricoque y palomitas picantes. Un acierto, se lo aseguro. Y luego, puedes acercarte al pub Munro, en la calle Aranzábal, y también de Tobalina, y probar uno de sus famosos gin tonics para poner la guinda a la comida.

Pañuelos rojos en el ¡Waska!
Pañuelos rojos en el ¡Waska! / Blanca Castillo

El Arkupe está situado en el meollo de la fiesta, en Mateo Moraza, y será un continuo entrar y salir gracias a su famosa carta de picoteo y a sus elaborados vermuts. En la zona de la barra, la comida es muy rica e informal, pero en su restaurante de la planta superior, la experiencia gastronómica es de órdago. También este año ofrece su menú festivo, con entrantes como carpaccio de venado con Idiazabal, foie de oca hecho en casa con galleta de manzana, pimientos de Gernika, croquetas de txangurro y canutillos crujientes de langostinos y verduras. De segundo tiene media merluza de pintxo en salsa verde y medio solomillo a la brasa con patata panadera y pimientos. De postre, biscuit de avellanas caramelizadas con chocolate caliente.

Un puro y un chuletón en El Hórreo.
Un puro y un chuletón en El Hórreo. / Iosu Onandia

Otra opción es comer o cenar en el ¡Waska!, una casa especializada –y premiada– en sus menús diarios. Para estos días presenta dos cartas. La primera consta de gazpacho rojo con tartar de salmón y anchoas, carpaccio de presa ibérica de bellota, aceite de boletus y appenzeller, arroz caldoso de frutos de mar en salsa verde al txakoli, medio taco de bacalao confitado al pilpil de naranja y verduritas y medio solomillo a la pimienta verde con cremoso de zanahoria. De postre, mouse de maracuyá y praliné de avellanas. En la segunda carta, cambia el carpaccio por una ensalada de tomate, bonito del norte y vinagreta de jerez y mostaza, el bacalao por merluza asada con refrito de verduritas y salsa romescu y el solomillo por aguja de ibérico con salsa agridulce, cremoso de zanahoria y azafrán. Para terminar, biscuit glacé de almendras con salsa de chocolate. Luego, acércate al paseíllo de blusas y neskas y baila con ellos para bajar el festín gastronómico.

Durante las fiestas, el centro es el centro, y si te gusta el movimiento, el ajetreo, el teatro, la gente, la música y las charangas, no puedes moverte de la zona. Pero, a veces, merece la pena desconectar un poco y comer en un sitio mas tranquilo. En el barrio de Lakua, el Centro Asturiano en Vitoria tiene la Sidrería El Hórreo, un restaurante con amplia terraza exterior donde los chavales pueden corretear mientras los mayores degustan un choricillo a la sidra seguido de un cachopo o una chuleta a la piedra. Pero también puedes optar por su estupendo menú de fiestas en el que, para picar, tenemos jamón ibérico, rulo de mouse de oca y mermelada de frutos rojos, ensalada de ventresca y vinagreta de arbequina, crepes rellenas de txangurro y salsa langostada y zamburiñas a la plancha. Continuaremos con medio bacalao al horno en lecho de verduras y medio de delicias de solomillo con crema de hongos. Para terminar la pitanza, la tarta de la Virgen Blanca o el sorbete de limón al cava. Todo ello lo podremos regar con sidra asturiana, cómo no, o con un crianza de Rioja.

Direcciones

Sukalki
Florida, 37. 945279654. www.sukalki.com.
Arkupe
Mateo de Moraza, 13. 945230080. www.restaurantearkupe.com.
Andere
Gorbea, 8. 945214930. www.restauranteandere.com.
¡Waska!
Siervas de Jesús, 17. 945564935. www.restaurantewaska.com.
El Hórreo
Julián de Arrese, 1. 945204357. www.sidreriaelhorreocentroasturiano.com.
 

Fotos

Vídeos