Restaurantes

Una pulpería con vistas

El pulpo, traído de la ría de Vigo se cuece unos 45 minutos. Se le ‘asusta’ tres veces en agua caliente y a la cuarta se le deja cocer hasta el momento de sacarlo. Se cuelga para que se seque. Lo sirven troceado con sal, aceite de oliva virgen y pimentón de la Vera. Va acompañado de cachelos, patata cocida con sal, aceite y pimentón./MAITE BARTOLOMÉ
El pulpo, traído de la ría de Vigo se cuece unos 45 minutos. Se le ‘asusta’ tres veces en agua caliente y a la cuarta se le deja cocer hasta el momento de sacarlo. Se cuelga para que se seque. Lo sirven troceado con sal, aceite de oliva virgen y pimentón de la Vera. Va acompañado de cachelos, patata cocida con sal, aceite y pimentón. / MAITE BARTOLOMÉ

TXEMA SORIA

Pepe González y Emérita Vázquez (de ahí el nombre del local) inauguraron la pulpería Gon-Vaz hace 34 años en un promontorio de Vía Vieja Lezama, desde donde puede contemplarse un Bilbao diferente al de las postales. Sergio González, hijo de los fundadores, y su mujer, Carla Hornedo, regentan el local desde hace ocho años. A Sergio le salieron los dientes en el local, donde ayudaba de chaval y donde aprendió casi todo lo que sabe de cocina de su madre. Carla trabaja en el Gon-Vaz desde que cumplió la mayoría de edad. Sus clientes, la mayoría fieles desde hace años, se sienten como si estuvieran en su casa. Cuentan con un comedor interior con capacidad para 24 personas y otro en la terraza exterior, completamente cerrada y calafectada en invierno.

Gon-Vaz (Bilbao)

Dirección
Vía Vieja de Lezama, 55.
Teléfono
944456843.
Web
Facebook.
Cierra
No
No perderse
Lubina a la plancha

En la pulpería Gon-Vaz se come excelentemente. Para comenzar tienen croquetas caseras de jamón ibérico y queso La Flor de Esgueva, que sorprenden por su cremosidad, cecina de vaca con virutas de queso y aceite de oliva, pulpo a la gallega -uno de los platos estrella de la casa- con cachelos, aceite de oliva y pimentón de la Vera, gamba, gambón fresco de Huelva y almeja fina gallega a la plancha o la marinera o ensalada templada de pulpo con cebolla caramelizada al Pedro Ximenez.

La cintas de vaca vieja les llegan desde la localidad pontevedresa de Agolada. Sergio las deja madurar entre 35 o 40 días antes de cortar la chuleta. Se saca a la mesa en una piedra y un hornillo, fileteada en finas láminas para que el comensal la haga a su gusto. Se acompaña con patatas fritas, pimientos y ensalada de lechuga.
La cintas de vaca vieja les llegan desde la localidad pontevedresa de Agolada. Sergio las deja madurar entre 35 o 40 días antes de cortar la chuleta. Se saca a la mesa en una piedra y un hornillo, fileteada en finas láminas para que el comensal la haga a su gusto. Se acompaña con patatas fritas, pimientos y ensalada de lechuga.

El festín continúa con pescados, piezas grandes de rodaballo o lubina a la plancha acompañadas con una salsa especial de la casa. Están muy ricos los tacos de salmón a la brasa con cebolla caramelizada. La chuleta de vaca vieja gallega, presentada en finas láminas, es estupenda. También tiene rabo estofado al vino tinto y carrilera guisada con champiñón.

Los postres ( tartas de queso con mermelada, de cuajada con miel o de chocolate con chocolate caliente) son recetas de Teresa Arnáez, la madre de Carla. La carta de vinos, cavas y champán es muy atractiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos