Restaurante Coppola (Bilbao)

Pizza de cine con banda sonora

Pizza de cine con banda sonora

El maridaje entre cocina italiana y pop británico que propone Coppola cumple cinco años en plena forma

GUILLERMO ELEJABEITIA

Al hablar del cine de Francis Ford Coppola es imposible no reparar en su relación con la gastronomía. Sus películas están salpicadas de un puñado de recetas que no solo sirven para dar sabor a determinadas escenas, también revelan que además de director, productor y guionista, Coppola es un esmerado cocinero. A Ignacio del Campo le pasa algo parecido. Ha trabajado como comercial de telefonía, animó la noche getxotarra en el recordado Momo y es un incansable promotor de conciertos, pero es al hablar de cocina cuando comienza a conocérsele mejor. Hace ahora cinco años consiguió abrir las puertas del negocio que siempre había deseado tener, un restaurante de cocina italiana –«pero muy de Bilbao», aclara– al que bautizó con el nombre del laureado cineasta.

Nada más entrar en Coppola, uno se da cuenta de que es un garito con cierta personalidad. Suena una canción de Oasis. Las paredes están llenas de carteles de conciertos y de cuadros firmados por artistas locales: aquí una vista del bar pintada por Santos de Veracruz, más allá unos arrantzales obra de Juan de la Rica, dibujos, grafitis, recuerdos...

Hasta el techo está cubierto de fotos de clientes que uno intuye que en la mayoría de los casos son amigos. El ambiente es decididamente informal, los camareros salen de la cantera de colegas de Del Campo y son frecuentes los saludos entre vecinos de mesa. Se nota que este el lugar de encuentro habitual de muchos de ellos.

La pizza Wonderwall es un sabroso homenaje al britpop con salami picante y reducción de cerveza. Los calamarata se inspiran en una clásica receta napolitana, y la burrata está tan fresca que se deshace.

Homenajes sobre masa fina

Pero además de cañas y buena música, el Coppola ofrece una de las cartas de pizzas más completas de la ciudad. Lo que empezó con un puñado de propuestas muy sencillas ha ido incorporando en estos cinco años nuevas y originales recetas, la mayoría de las cuales no las encontrará en ninguna otra pizzería. Detrás de cada una, bautizadas con recuerdos personales y no poco sentido del humor, hay siempre una historia que sirve para abrir boca. La del Marqués, como le llamaban a Ignacio sus hermanos cuando era un crío, lleva almendras, foie, calabaza, tomate seco y reducción del tinto de Rioja Marqués de Vargas. La Seis Naciones, uno de los hits, lleva un ingrediente que representa a cada uno de los países rivales en el histórico torneo de rugby, y la Evidence, homenaje a la licorería vecina, lleva espinacas, escamorza y un buen chorro de whisky escocés.

Coppola: cocina italiana de Bilbao

Dirección
Barraincua, 6
Teléfono
944249463
Facebook
@CoppolaBilbao.
No perderse
La burrata.
Precios
Carta, 25 euros. Pizzas, de 12,50 a 16 euros

Nos decidimos por la Wonderwall, que para evocar el primer éxito de Oasis mezcla salami picante, calabacín, zanahoria y reducción de Mahou. La combinación de dulce y picante funciona sorprendentemente bien sobre una masa a medio camino entre la finura de la romana y la textura de la napolitana. Un acierto.

Antes hemos probado unos calamarata con salsa marinera bien resueltos, una de las joyas de la corona. Una burrata tan fresca que se rompe al primer toque de cuchillo impregnando una ensalada de canónigos, tomate y tapenade que haría salivar al mismísimo don Vito Corleone.

Repertorio original

Aunque bebe de la tradición italiana, la cocina del Coppola huye del repertorio estándar que se repite en las pizzerías de medio mundo. Su carta incluye una amplia variedad de propuestas diferentes, que nacen de la experimentación, de una anécdota o de referencias musicales. No en vano, además de por sus originales pizzas, el local es un referente en Bilbao para los amantes de la música independiente, ya que organiza conciertos cada domingo por la tarde.

Temas

Bilbao
 

Fotos

Vídeos