El Patio (Bilbao): un patio particular

Alex Anderika y Gonzalo Iraolagoitia en su comedor bilbaíno. /MAITE BARTOLOMÉ
Alex Anderika y Gonzalo Iraolagoitia en su comedor bilbaíno. / MAITE BARTOLOMÉ

A medio camino entre Indautxu y Autonomía se esconde este gastrobar con encanto donde se come rico y sencillo

GUILLERMO ELEJABEITIA

Una pareja de amigos, un local con mucho encanto y una cocina sencilla. Con esos mimbres Gonzalo Iraolagoitia y Alex Anderika se embarcaron hace unos meses en un negocio cuya mayor pretensión es convertirse en lugar de encuentro para quienes merodean por ese territorio fronterizo, a medio camino entre Indautxu y Autonomía, que no es ni una cosa ni la otra.

El Patio (Bilbao)

Dirección
Manuel Allende, 21.
Teléfono
946075276.
Web
patiobilbao.eatbu.com.
Precios
Menú del día: 14 €. Plato express: 9 €.

Alex llevaba veinte años dando el callo en cocinas bilbaínas de comedor hasta arriba y público exigente. Gonzalo venía del mundo de la moda, pero es capaz de suplir sus carencias como hostelero con un particular gusto por las cosas bien hechas. Ante una de esas encrucijadas que rondan la cuarentena, pensaron que podían ganarse la vida sin demasiadas preocupaciones montando un gastrobar «acogedor, con rollito y buena música».

huevos rotos con micuit casero de foie y patatas fritas.
huevos rotos con micuit casero de foie y patatas fritas. / MAITE BARTOLOMÉ

El espacio que salió a su encuentro tenía molduras de estuco, chimenea clásica y un antiguo patio, donde antes crecía un olivo, hoy cubierto por una claraboya multicolor que le imprime carácter. «Está muy arriba», les advertían sus colegas, conscientes de que el ambiente de Manuel Allende suele morir poco antes de llegar al cruce con Pérez Galdós. No se arredraron. El resultado es un cruce entre el café neoyorquino de la serie 'Friends' y aquel escenario de 'Cheers' donde «todo el mundo conoce tu nombre».

Recetas con personalidad

Y esa es la idea que rige también su propuesta gastronómica: recetas conocidas por todos, bien ejecutadas, pero con la suficiente personalidad como para preferirles a ellos antes que a sus vecinos de acera. Presentaciones pulcras, sin aspavientos, donde brilla un ingrediente principal bien escogido y poco más, en los que las guarniciones arropan al conjunto sin enmascararlo con reducciones de Módena, cebollino y demás parafernalia pretenciosa.

Acodados en la barra, con una caña bien tirada, probamos la brocheta de vieira y langostino empapada en mojo verde, sobre una pequeña ensalada verde con tomate asado. Un regalo que despierta el paladar a base de buen producto. Meritorias las croquetas de jamón, de rebozado crujiente y bechamel delicada. Ya en la mesa damos cuenta de un arroz meloso con rabo de ternera, verduritas y setas shitake cocido con precisión que resulta un ejercicio impecable de cocina de aprovechamiento. Nos lanzamos después a por uno de los éxitos incontestables de la casa, unos huevos rotos con micuit casero de foie y patatas fritas de verdad que invitan a rebañar el plato con fruición.

Arroz meloso con rabo de ternera, verduritas y setas shitake.
Arroz meloso con rabo de ternera, verduritas y setas shitake. / MAITE BARTOLOMÉ

La merluza a la andaluza que viene después demuestra el oficio de Alex en el manejo de los pescados. Marcada al punto, realzada con un majado de limón y rematada al horno, similar a la ondarresa pero sin guindilla, revela un tratamiento austero pero muy bien resuelto. Para consumar el festín, hay que probar alguna de sus carnes. El menú del día incluye un taco de entrecot de ternera castellana con chimichurri que pide a gritos ser regado por un buen crianza de Rioja. Ideal para compartir con amigos en ese ambiente acogedor que rezuma El Patio.