https://static.elcorreo.com/www/menu/img/jantour-desktop.png
Restaurante

Un paraíso del sabor

Bombón de foie y membrillo con maíz y mouse de cuajada /
Bombón de foie y membrillo con maíz y mouse de cuajada

Chispas vanguardistas animan las recetas tradicionales en las mesas de este amplio restaurante vitoriano que cuenta con diferentes espacios

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

No es un restaurante al uso. Para empezar, unas colosales escaleras, dignas de una de esas mansiones de serie de televisión, indican que el cliente va a entrar a una especie de parque temático del sabor. Es que hablamos de más de mil metros cuadrados dedicados al buen yantar, con diferentes espacios y un denominador común: la distinción. Las luces cambian dependiendo de la celebración, una escogida banda sonora acompaña cada degustación, la mantelería y la vajilla son de primera y el interiorismo está diseñado pensando en ampliar aún más los espacios generando sensaciones de bienestar. En definitiva, en el Olarizu se han preocupado de cada detalle para que sus visitantes disfruten plenamente de su estancia.

Y luego están sus fogones, claro. Iván Rivas es el jefe de cocina y apuesta por recetas tradicionales salpicadas con chispas vanguardistas que sorprenden gratamente al personal. Para empezar, nada mejor que una ensalada de atún marinado con cous-cous negro y tallarines de calabacín, por ejemplo, un foie a la plancha con habitas fritas con jamón y salsa de vino a la naranja, un arroz cremoso con carrilleras, setas y lascas de parmesano, unas almejas en salsa verde, o un crujiente de rulo de cabra con cebolla caramelizada y bacon con confitura de hongos…

Olarizu (Vitoria)

Dirección
Beato Tomás de Zumárraga, 54.
Teléfono
945217500.
Web
wwww.olarizu.com.
No perderse
Rodaballo a la plancha.

Del mar surgen segundos con garra como el taco de atún a la plancha con verduritas escabechadas y mahonesa con un toque de soja, el rodaballo a la plancha con patatas panadera y refrito de ajo y guindilla o la brocheta de rape y langostinos con salsa de ajo, entre otras delicias, siempre frescas.

Buen hacer

Y de sus carnes destacan manjares como el cabrito de Olaeta confitado a baja temperatura con panaderas y ensalada, las carrilleras de cerdo ibérico al vino tinto con terrina de patata, queso y bacon, el magret de pato con cous-cous de espinacas y salsa de cerezas o el solomillo de cerdo ibérico con pasta fresca salteada con pasas y anacardos y una salsita de cerveza. Es todo un acontecimiento almorzar en este lugar en el que la sabrosura de sus platos compiten con el buen hacer del personal que cumple con su oficio a la perfección, atendiendo a la clientela con mimo y aportando su experiencia a la hora de recomendar maridajes, comidas o postres de altura.

Porque aquí los finales son de aúpa. Vayan apuntando. Está el goxua casero con helado de avellana, el hojaldre caramelizado de crema con frutas y helado de yogurt, el brownie de chocolate y plátano con helado de vainilla y chocolate caliente o la torrija de brioche caramelizada co helado de leche merengada, por citar solo algunos.

«Come y bebe que la vida es breve», es una de las máximas del restaurante, que ya se ha convertido en un referente entre los alaveses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos