Una oferta sugerente en la Llanada Alavesa

Una de las innovadoras recetas del Laua./
Una de las innovadoras recetas del Laua.

Un único menú degustación que cambia continuamente en función de productos obtenidos en Álava

JOSEBA FIESTRAS

En el corazón de la Llanada Alavesa, en una antigua casa de labranza, los hermanos Santiago y José Ignacio Ramírez inauguraron en 2005 este restaurante en la aldea de Langarika, en un entorno tranquilo y agradable que se ha convertido en una especie de laboratorio de sabores y sensaciones culinarias. Su intención fue desde el principio ofrecer una cocina distinta, creativa y divertida, con productos de gran calidad. «En Laua encontraras un equipo humano cuyo principal objetivo es hacerte disfrutar a través de la gastronomía, con una propuesta muy personal utilizando las tecnicas culinarias mas avanzadas y con presentaciones divertidas y sugerentes», explica Santi Ramírez.

Laua (Langarika)

Dirección
Langarika, 4.
Teléfono
945301705.
Web
www.lauajantokia.com.
Menús
55 euros.

La principal diferencia entre ésta y otras casas de comida es su oferta, ya que han optado por un único menú degustación que cambia continuamente en función de los productos, con lo que el cliente asiduo se sorprende cada vez con nuevas recetas. «Con esta formula podemos desarrollar toda nuestra creatividad pero, a su vez, nos comprometemos a ofrecer lo mejor de nosotros, obligándonos a poner en el plato lo que a nosotros nos gustaría que nos sirvieran».

Santiago Ramírez ultima un plato.
Santiago Ramírez ultima un plato. / JESÚS ANDRADE

Comprometidos también con su provincia y la sostenibilidad, en el restaurante se hace una apuesta fuerte por Álava, sus productos y vinos de Rioja Alavesa, «lo que implica ser coherentes con el entorno, nuestra ubicación y formación. Vivimos en una zona privilegiada, y nos aprovechamos de ello todo lo que podemos». Y eso no quiere decir que no apliquen técnicas culinarias de otras procedencias o que no hagan combinaciones con productos menos habituales.

Por ejemplo, en la carta de hoy se pueden encontrar un dim sum de merluza y txangurro o unas carrilleras de ternera con crujiente de Idiazabal y chutney de membrillo. Pero tampoco faltan un capuchino de mejillón tigre, un arroz de bogavante, el cordero asado con ensalada o las croquetas de mojito y destornillador. La imaginación, al poder.