Náutico Berria (Portugalete): Alta cocina junto a El Abra

El cocinero Jorge Fiat que posa con panes de Crosta junto a Fernando Marcos, hostelero responsable de este ilusionante proyecto./Maite Bartolomé
El cocinero Jorge Fiat que posa con panes de Crosta junto a Fernando Marcos, hostelero responsable de este ilusionante proyecto. / Maite Bartolomé

Un comedor situado sobre la ría eleva los alicientes de una buena cocina aliñada con mejor género

TXEMA SORIA

En junio abrió sus puertas el Náutico Berria, ubicado en las piscinas de Portugalete, al lado de la Escuela de Náutica. Cuenta con una barra de bar donde el personal desayuna o se toma el aperitivo y un comedor, situado encima de la ría del Nervión, con capacidad para un centenar de comensales. Desde sus amplias cristaleras se contempla una imagen que vale por mil palabras, desde el Puente Colgante hasta la desembocadura de El Abra. Su terraza, con 35 mesas, resulta ideal para tomar una copa o hacer una fiesta en días de buen tiempo.

Náutico Berria (Portugalete)

Dirección
Evaristo Churruca s/n.
Teléfono
944724415.
Web
www.nauticoberria.com.
Precio
Menú del día:18 €. Menú Náutico:28 €. Carta:35 €.

El responsable de esta aventura es Fernando Marcos, hostelero desde 1990, y al frente de los fogones se encuentra Jorge Fiat, cocinero con mucho talento y de 30 años de experiencia. Tras estudiar Hostelería en Leioa ejerció como docente en la Escuela de Artxanda. Trabajó en Madrid, Badajoz, Mallorca o Bilbao antes de hacer cargo del Kai Eder en Plentzia. Durante cinco año regentó el Tellagorri en Getxo y en 2013 se hizo cargo del restaurante Las Palmeras, en la carretera que une Urduliz y Plentzia.

Su cocina se basa en productos de temporada expedidos por productores cercanos. El pan, por ejemplo, de cereales y de hogaza, es de Crosta, en Zalla. Entre los platos que se pueden disfrutar se encuentran el mejillón gallego con salsa bilbaína texturizada, que tiene un ligero toque picante, pimiento de Urduliz asado a la leña con kokotxa a la plancha y pilpil, ravioli relleno de txangurro con crema ligera de cebolleta y alga wakame, un plato con mucha fuerza, boletus edulis salteados con crema de calabaza y espuma de jamón, que lleva un caldo de hongos que potencia el sabor de los propios hongos.

Dorada salvaje del Cantábrico acompañada de consomé de tomate, tofe de cebolla y cherry asado.
Dorada salvaje del Cantábrico acompañada de consomé de tomate, tofe de cebolla y cherry asado. / Maite Bartolomé

La carta incluye también alcachofas de Tudela cocidas a baja temperatura, pasadas por la plancha y con una crema de avellana que aporta un contraste muy interesante al plato, y salsa xo, que se elabora con cabezas de marisco y un poco de jamón.

El festín puede continuar con dorada salvaje con consomé de tomate, tofe de cebolla y cherry asado, que está deliciosa. Para finalizar un plato de la cocina clásica, solomillo al foie con reducción de Oporto y cebolleta asada. El comensal hará bien si deja un hueco para el postre, la deliciosa torrija de brioche caramelizada con helado de nata.

 

Fotos

Vídeos