Ipar Itsaso: mariscos junto al pantano de Urrunaga

Ipar Itsaso: mariscos junto al pantano de Urrunaga
M. CUADRO PEA

Este atípico restaurante dispone de un mostrador donde elegir el marisco y los platos de carne y pescado

JOSEBA FIESTRAS

El matrimonio formado por Ángel y Tere, mayoristas de pescado, decidió hace 31 años abrir la marisquería Ipar Itsaso con un sistema innovador que tiene un objetivo: hacer disfrutar a sus clientes de todo el sabor del mar con productos de la mejor calidad a un precio asequible. Lo hicieron en un entorno privilegiado de la geografía vasca, junto al pantano alavés de Urrunaga y en las inmediaciones del Gorbea, cerca de lugares tan espectaculares como la cascada de Gujuli o los parques naturales de Urkiola y Gorbeia.

Ipar Itsaso (Urrunaga)

Dirección
Kurrua, 1.
Teléfono
945465755.
Web
www.marisqueriaurrunaga.com.
Precios
Carta: Precios según mercado. Menú del día: 11 euros.

Una gran casa rodeada de jardines para el esparcimiento familiar y juegos para niños, con amplios comedores, cocina a la vista y… la pescadería. Porque éste no es un restaurante al uso. La familia vende al peso el pescado y marisco que trae de las lonjas más cercanas. El funcionamiento es el siguiente: los clientes escogen lo que desean de entre una amplia variedad de marisco fresco o vivo expuesta y lo adquieren a peso. En el mismo mostrador, puede encargar sus entrantes y platos de pescado o carne. El equipo de cocineros asesora sobre las mejores elaboraciones de los productos elegidos y les proporciona un avisador electrónico que se activará cuando sus platos ya estén preparados.

M. CUADRO PEA

Caracolillos, percebes, nécora, centollo, buey, gambas, langostinos, cigalas, almejas, jumbos, carabineros, bogavante, langosta, ostras… Un sinfín de placeres marinos que a veces varían en función de la temporada. En cuanto a pescados, podemos encontrar merluza, rape, besugo, rodaballo, brochetas de rape y langostinos o chipirones rellenos de hongos. La oferta incluye entrantes como las ensaladas templadas de colas de cigala o de vieira, el delicioso arroz caldoso de bogavante, la sopa de marisco… pero también hay jamón, rabas, croquetas de jamón. Para un dulce final, en el expositor de repostería se pueden encontrar tartas, helados y postres, elaborados íntegramente en el establecimiento. No hay servicio de camareros y, como se cobra al peso, se adaptan a todos los bolsillos, por lo que resulta una estupenda relación calidad-precio.