Guzurtegi (Ayala): Un lujo para la vista y el paladar

La chuleta a la brasa es posiblemente la estrella de la carta./Sandra Espinosa
La chuleta a la brasa es posiblemente la estrella de la carta. / Sandra Espinosa

Marian Uliarte es una cocinera experta y reconocida por su capacidad para sacar el mayor provecho al género que llega a sus fogones

JOSEBA FIESTRAS

Guzurtegi se inauguró en noviembre de 1992 como restaurante, y en 1993 como casa rural. Se trata de un establecimiento de piedra, de arquitectura tradicional, ubicado junto al pantano de Maroño y la Sierra Salvada, un impresionante conjunto natural. En este lugar suelen descansar las aves migratorias, y muchos se acercan en temporada a observarlas. El pantano está rodeado de pinares, mezclados con roble y arbustos espinosos, elementos que originan un paisaje espléndido. A 200 metros se encuentra el restaurante, cuyo concepto es el de cocina tradicional con producto excelente, de calidad y de temporada, y sobre todo se apoyan en la parrilla.

Guzurtegi (Ayala)

Dirección
Barrio La Pazuela, 6. Maroño.
Teléfono
945399438.
Web
www.guzurtegi.com
Precios
Carta: 40/45 €. Menú del día: 11,90 €.

La jefa de cocina, Marian Uliarte, ha conseguido que los platos que hacen en la brasa sean reconocidos por todos los clientes que se acercan en busca de descanso en plena naturaleza y de disfrute de todos los sentidos. Entre las sugerencias de la carta destacan, sin ninguna duda, las croquetas caseras de jamón, las mollejas de cordero o el milhojas de patata y bacalao. Pero también hay revuelto de boletus con foie fresco a la plancha o chorizo de la zona al Arabako Txakolina. En cuanto a la parrilla, el bacalao, el rodaballo o el rape. Pero también las kokotxas de bacalao al pilpil o las almejas a la marinera.

Marian Uliarte, al frente de las brasas.
Marian Uliarte, al frente de las brasas. / Sandra Espinosa

En cuanto a las carnes, sin lugar a dudas, la chuleta de vaca, pero también tienen sus adeptos el solomillo a la brasa con guarnición o el magret de pato con salteado de boletus. Los postres son todos caseros también, como la tarta de queso Idiazabal, el goxua, el pastel de cuajada o la tarta de nueces con ciruelas. Tienen un menú del día a muy buen precio donde te puedes encontrar, por ejemplo, cocido de garbanzos, vainas con patatas, espaghetti con boletus, chicharritos fritos o filete de vaca.

 

Fotos

Vídeos