Errekatxo (Zigoitia): natural y de temporada

Errekatxo (Zigoitia): natural y de temporada
IGOR MARTÍN

El mercado y los productos de agricultores y ganaderos de la comarca marcan el recetario de esta casa situada a los pies del Gorbeia

JOSEBA FIESTRAS

Hacía 25 años que Amaia Sáez de Cámara trabajaba en el asador Urtegi Alde de Urrunaga cuando encontró, en su propio pueblo, la oportunidad de hacerse con un restaurante para dar rienda suelta a sus gustos culinarios. En Acosta, municipio de Zigoitia perteneciente a la Cuadrilla de Gorbeialdea, descubrió su nueva 'casa', un restaurante que llevaba varios años funcionando rodeado de árboles, huertos, prados y bosques y que se ofrecía a una nueva gerencia. Amaia y Txarli Vergara se lanzaron a la aventura, al principio a renta y luego en propiedad, y ya va para cinco años que regentan esta casa de comidas tradicional, con productos de Kilómetro 0 adquiridos de agricultores y ganaderos de la zona y género de temporada y según el mercado.

Errekatxo (Zigoitia)

Dirección
Mendia, 1 (Acosta).
Dirección
945464557.
Web
www.errekatxo.eu.
Precios
Menú del día: 12 €. Menús grupos: 18/20/25/30/35 €. Carta: 25/30 € .

En el menú de los almuerzos del lunes y del viernes nos podemos encontrar con tres primeros y tres segundos a elegir, además de postres caseros. «Ahora, mandan las verduras, que es lo mejor que tenemos en la zona», cuenta Amaia. Entre los segundos, siempre hay algún pescado, también según el mercado.

En cuanto a la carta, como entrante hay un plato que no ha cambiado desde que abrieron a petición del público: la ensalada templada de pulpo y langostinos, una delicia que no desmerece a la ensalada de ventresca, al plato de morcilla de la comarca con tomate, al revuelto de bacalao, al risotto de setas y confit de pato, a la sopa de pescado o a las alcachofas con chipirones. Entre los pescados, la merluza rebozada y los chipirones en su tinta se llevan los mayores halagos. Y en cuestiones carnívoras, hay que hablar de su escalope relleno, de los callos, de su hamburguesa en plato y, por supuesto, del chuletón.

Plato de morcilla con pimientos.
Plato de morcilla con pimientos. / IGOR MARTÍN

También son especialistas en huevos fritos combinados con jamón, beicon, callos, txistorra, chorizo o torreznos… Entre los postres caseros, destacan el flan de queso, el goxua, la cuajada o el brownie de chocolate. Su carta de vinos no es muy larga pero está bien escogida, y en los menús de grupos cuentan con alubiadas y sus sacramentos, carrilleras, secreto ibérico, codillo, bacalao… Todo un dispendio de virtudes en una zona que bien merece la pena visitar.