BilbaoTeQuiero: Amores que alimentan

Eva García e Iñaki Cámara están al frente de este nuevo proyecto basado en el producto autóctono cocinado con sencillez y frescura./Maite Bartolome
Eva García e Iñaki Cámara están al frente de este nuevo proyecto basado en el producto autóctono cocinado con sencillez y frescura. / Maite Bartolome

Este nuevo favorito de la concurrida calle Heros es una oda al buen producto y las raciones generosas

GUILLERMO ELEJABEITIA

¿Qué cómo se come en Bilbao? Pues bien y abundante, respondería sin dudar cualquiera que haya pisado alguna vez la villa de don Diego. Pero dejando a un lado el tópico fanfarrón, sería imperdonable que un restaurante que declara su amor a Bilbao desde la puerta de entrada no cumpliera con el abecé de una buena cocina botxera. Y vaya si cumple este BilbaoTeQuiero, que en apenas unos meses ya se ha convertido en uno de los favoritos de la concurrida y disputada calle Heros. Producto local escogido, cocina rica y sencilla sin majaderías y unas raciones ciclópeas ¿alguien da más?

BilbaoTeQuiero (Bilbao)

Dirección
Heros, 24.
Teléfono
946181759.
Precios
Pintxos calientes: 5 €. Carta: 20/30 €.

El establecimiento es nuevo pero sus responsables no son ningunos recién llegados. Eva García es hija de hosteleros –sus padres abrieron en los 80 el añorado Passarella y en los 90 Tavola Calda– y durante años ha sido la cocinera de 11 Aldeanos. Iñaki Cámara lleva siendo el panadero del vecindario toda la vida, así que conoce por su nombre a casi cada individuo que cruza la puerta del local. Entre los dos han dado forma a un negocio informal pero muy serio en lo que al condumio se refiere. Su propuesta gastronómica se basa en una amplia variedad de 'pintxos' elaborados que en realidad son casi raciones, y una carta en la que brilla lo mejor de la despensa autóctona.

Clásico instantáneo

El local, decorado en azul Bilbao y con un enorme cianotipo de la iglesia y puente de San Antón, está siempre de bote en bote. Cuesta hacerse con un hueco en la barra, así que tomamos posiciones en una mesa alta y nos preparamos para el banquete. Solo el pan con tomate que sirven para ir abriendo boca ya trae buenos augurios. Empezamos por lo sencillo con una tapa de ensaladilla rusa, rica, suave y cremosa, acompañada de una mayonesa de anchoa y un puré de zanahoria.

Mollejas de cordero con yema de huevo y salsa española.
Mollejas de cordero con yema de huevo y salsa española. / Maite Bartolome

Seguimos con otro clásico de repertorio para tomarle el pulso a la cocina de la casa y comienzan las sorpresas. Espectacular el pintxo de chipirones capaz de combinar el guiso en su tinta, el encebollado, la plancha y la fritura sobre una rebanada de pan del tamaño de una gabarra. Memorable también el tataki de bonito, quizá la única receta de la carta que no hacían nuestras abuelas, pero que está resuelto con una sencillez y sabrosura aplastantes. Un clásico instantáneo.

Filetes de foie a la plancha con puré de manzana y frutos rojos.
Filetes de foie a la plancha con puré de manzana y frutos rojos. / Maite Bartolome

Continúa el desfile de exquisiteces con unas estupendas mollejas de cordero con yema de huevo y salsa española. La ración que sirve Eva por 5 euros costaría cuatro veces más en un restaurante fino, y no tiene nada que envidiarle. La merluza frita es otro clásico de las barras bilbaínas que no podía faltar en el menú de BTQ. Pescado de primera, de carne nívea y rebozado sutil acompañado de unos pimientos fritos de campeonato, mucho más que una guarnición. Probamos el secreto ibérico a la brasa y nos atrevemos a hacer la bilbainada de rematar el menú con unos filetes de foie a la plancha con puré de manzana y frutos rojos que piden a gritos descorchar una botella de agua de Bilbao. Con ella brindamos por este recién llegado donde se come como se ha comido en Bilbao toda la vida.

 

Fotos

Vídeos