Bahía (Bilbao): raciones para compartir

Patxi Renteria y Sonia Labaka se encuentran al frente del local bilbaíno./MAITE BARTOLOMÉ
Patxi Renteria y Sonia Labaka se encuentran al frente del local bilbaíno. / MAITE BARTOLOMÉ

Este acogedor local de Indautxu ofrece menús del día y degustación y una completa carta que incluye sabrosas raciones

TXEMA SORIA

Patxi Renteria y su mujer, Sonia Lakaba, que cocina estupendamente, se hicieron cargo del gastrobar Bahía hace una década. Patxi lleva en el mundo de la hostelería desde 1986, cuando comenzó ayudando en un negocio familiar. En 2002 se hizo cargo de la Goleta y poco después, junto a varios socios, abrió el pub Bowie, uno de los locales que fue referencia de la noche bilbaína, y el Imán –hoy rebautizado como Bowie– en Gregorio de la Revilla. Entre 2005 y 2010 regentó el restaurante Mendikosolo. Sonia, que se encuentra al frente de los fogones, iba para pintora, estudió cocina en el Instituto de Nuevas Carreras y ha trabajado en restaurantes como Goizeko Kabi y Mendikosolo. Diego Resa atiende en la barra y Raluka Diva se encarga de la sala de este local con varias mesas altas, con capacidad para 24 comensales.

Bahía (Bilbao)

Dirección
Manuel Allende 12.
Teléfono
944055977.
Web
www.cafebahiabilbao.com.
Cierra
No.
Precio
Menú del día: 11,50 €. Menú degustación: Entre 22 y 36 €. Precio medio de la carta: 20 / 25 €.

En la carta del Bahía tienen platos tan apetitosos –raciones grandes, para compartir– como pan tumaca con jamón ibérico y pan de cristal, carpaccio de solomillo de buey al aceite de albahaca, ensalada de pollo crujiente con salsa de queso, miel y almendras tostadas y mollejas de cordero lechal empanadas al ajillo y fritas, que salen crujientes y son muy sabrosas. Merece la pena probrar el pulpo a la brasa con parmentier al pimentón de la Vera y sus delicias caseras de verduras con crujiente de semillas y salsa cajún, un plato sorprendente.

Delicias de verduras con crujiente de semillas y salsa cajún.
Delicias de verduras con crujiente de semillas y salsa cajún. / MAITE BARTOLOMÉ

También se puede disfrutar del taco de bacalao a la plancha con piperrada, los huevos rotos de caserío con patatas y txistorra, hongos o jamón ibérico, las lágrimas de pollo crujiente con salsa de queso o croquetas de jamón, en su punto de textura y cremosidad. Además ofrecen dados de solomillo de buey gallego a la brasa o secreto ibérico confitado a baja temperatura. La hamburguesa de Euskaltxerri, hecha con carne de cerdo criado en caserío, queso de cabra, bacón y cebolla carameliza, resulta estupenda.