Arboleda (Castro): Todo un capricho

Centollo desmigado. /MAITE BARTOLOMÉ
Centollo desmigado. / MAITE BARTOLOMÉ

Cualquiera de sus pescados o mariscos, producto fresco y de primera calidad, son una apuesta sobre seguro

TXEMA SORIA

El restaurante La Arboleda, abierto por Santos Guerrero hace casi dos décadas, es uno de los locales de referencia en Castro Urdiales. El expositor con pescados, siempre piezas grandes, y mariscos que tiene junto a la puerta del local es toda una invitación a traspasarla. Su interior acoge a poco más de treinta comensales, número ideal para que Santos, siempre de buen humor, les atienda como dios manda. Le acompaña en la sala Rafa Ruano, que se ha dedicado toda su vida a la hostelería en Castro Urdiales.

Arboleda (Castro Urdiales)

Dirección
Ardigales, 48.
Teléfono
942871993.
Web
www.restaurantelaarboleda.com.
Cierra
Lunes.
Precio medio carta
40/50 €.

Santos Guerrero nació en La Arboleda (Bizkaia), de ahí el nombre de su local, comenzó en la hostelería en 1977 en el Mesón Marinero, donde trabajaban sus hermanos, una manera de ganar un dinero en los meses de verano. Ha pasado por locales como Mesón Segoviano, Bucanero o La Goleta y durante un tiempo regentó El Nuevo Funi en la misma calle Ardigales. Lo mejor, ya que no tiene carta, es hacer caso a sus recomendaciones culinarias.

Santos Guerrero artífice de este local castreño.
Santos Guerrero artífice de este local castreño. / MAITE BARTOLOMÉ

Su cocina es tradicional, basada en un producto de primera calidad, especialmente pescados y mariscos. Desde hace cinco años al frente de los fogones se encuentra Main Mom, nacida en Casablanca (Marruecos) y a quien en Castro conocen como Mina, que ha aprendido gran parte de lo que sabe de la mano de Guerrero. Un festín en La Arboleda comienza con unas rabas de calamar fresco con cebolla frita, almejas de Argoños con refrito, langostinos de trasmallo que presenta abiertos o zamburiñas de buen tamaño, que pone con aceite crudo macerado en ajo. Para continuar, nécora a la plancha, centollo desmigado o quisquillón a la plancha, muy poco hecho.

Ofrece pescados a la plancha, con refrito de albariño –se dan tres vuelcos al refrito– como cabracho, besugo, rey, mojarra o rodaballo, la especialidad de la casa. Las kokotxas la merluza rebozada o los chipirones son platos que los borda. Y de postre, torrija (receta de la abuela de Santos) que flambean delante del cliente o tarta de hojaldre de Torrelavega. Cuenta con algunos vinos que son espectaculares, déjense aconsejar.