Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

La escuela de hostelería de las 11 estrellas

Eneko Atxa, Josean Alija, Fernando Canales, Sergio Zarate, Erlantz Gorostiza, Xabi Goikoetxea o Joseba Lezama, entre otros muchos, se formaron en Leioa. Hoy 554 alumnos se preparan aquí para convertirse en la columna vertebral de la gastronomía

Ibon Andraka, director de la Escuela (en el centro), posa junto a varios alumnos./Yvonne Fernández
Ibon Andraka, director de la Escuela (en el centro), posa junto a varios alumnos. / Yvonne Fernández
Julián Méndez
JULIÁN MÉNDEZ

La clase huele a cebolla pochada. Los pasillos huelen a cebolla pochada. El edificio entero exuda el inconfundible aroma de kilos y kilos de cebollas dorándose como turistas al sol de Ibiza. «Es un olor que nos acompaña todos los días del curso desde las ocho y media de la mañana», precisa Aner Sarriugarte (29 años), estudiante de un módulo en Dirección de Servicios en Restauración en la Escuela de Hostelería de Leioa (EHL). Uno recuerda que los laboratorios de Medicina olían a formol, que Periodismo era una mezcla de nicotina fría y pollo mojado y que la atmósfera de Biología la componían una suma de herbarios y zoológico humano. Hostelería huele a cebolla, al frío industrial de las cámaras frigoríficas y a las montañas de carne, verduras y pescado que limpian cientos de manos juveniles cada mañana.

 

Fotos