COCINEROS UNIDOS

Los 13 chefs creadores de 'Cociña Ourense'./FACEBOOK
Los 13 chefs creadores de 'Cociña Ourense'. / FACEBOOK
CARLOS MARIBONA

Uno de los tópicos de la cocina española durante sus años de esplendor (me refiero, claro, a los tiempos de elBulli) giraba en torno a lo bien que se llevaban todos los grandes cocineros. Y digo tópico porque la cosa no estaba tan clara, al menos por lo que yo pude ver y oír durante ese tiempo. De puertas afuera se guardaban las formas, sí, pero por debajo salían a relucir bastantes veces los puñales. El pasado domingo, mi colega Cristina Jolonch, en una de sus excelentes entrevistas, preguntaba al asturiano Marcos Morán, de Casa Gerardo, sobre el tema. Y este, sin pelos en la lengua, afirmaba: «Creo que en mi generación hay muchos menos celos que en la de mi padre. Aquella generación no se quería tanto como dicen. Es mentira, se han llevado a matar».

Recuerdo siempre el caso extremo de Santi Santamaría, al que la mayor parte de sus colegas hicieron el vacío total porque no era políticamente correcto. Era el ejemplo que salía a la luz, pero en las sombras las guerras personales, esos celos a los que se refiere Morán, estaban a la orden del día. Sí parece que la segunda generación tiene, en líneas generales, una mejor relación. Para la cocina española es buena esa unión entre profesionales para lograr metas comunes. Por eso son positivas iniciativas como la presentada la pasada semana en Orense bajo el nombre de 'Cociña Ourense'.

Trece cocineros de la provincia se han unido para divulgar los valores de la actual cocina orensana, sus productos y su tradición. No es esta provincia gallega la más destacada en lo que a nivel gastronómico se refiere. Tanto Pontevedra como Coruña, e incluso Lugo, están por el momento un escalón por encima en cuanto a número y calidad de sus restaurantes. Para muchos, Orense es un lugar de paso, y no un punto final a pesar de que tiene notables encantos como los mágicos cañones del Sil. Por eso una iniciativa como esta puede contribuir a una mejora de la gastronomía local y por consiguiente convertir la provincia en un destino gastronómico.

Se echa en falta en esta asociación a los dos únicos cocineros que cuentan con estrella Michelin en Orense, Julio Sotomayor y Daniel Guzmán, del restaurante Nova. Ignoro los motivos. Pero sí he podido comprobar sobre el terreno que entre los trece que han tomado la iniciativa (sólo una mujer) hay algunos con muy buena cocina. También que otros todavía tienen camino por recorrer. Pero todos ellos comparten una ilusión y un objetivo común. Y eso es lo importante.