Dietas para perder peso: recupere la línea en sólo 20 días

Dietas para perder peso: recupere la línea en sólo 20 días

El exceso de peso provocado por las navidades y sus largas vísperas puede eludirse en sólo tres semanas, pero recuerde que lo que el cuerpo necesita es una dieta sana mantenida y ejercicio regular

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

Hora de lamentos. Acaban de terminar los fastos navideños y, quién más quién menos, ya estamos todos pensando en la necesidad de perder el exceso de peso acumulado con tanta jamada y tanto compromiso resuelto entre la mesa y la barra del bar. Entre 500 gramos y cuatro kilos, en función del perfil metabólico y lo que cada uno se haya metido para adentro, se gana de media durante las fiestas navideñas, según explica el médico nutricionista Javier Aranceta, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). El especialista tiene las claves para perder ese peso extra en solo 20 días, pero ojo.

Aviso a navegantes. El experto pone dos condiciones, ineludibles para seguir esta dieta. La primera: lo que va a leer a continuación no es algo que deba practicarse de continuo. Jugar con el peso de uno, ganando y perdiendo kilos alegremente, puede resultar un ejercicio peligroso que acabe por volver loco al metabolismo y luego, a la larga, se engorde a lo bestia con solo tomarse una aceituna. Los especialistas lo llaman síndrome metabólico y los profanos lo conocemos como 'efecto yo-yo'. Con la comida no se juega. Y segunda advertencia. Recuerde siempre que lo que necesita nuestro organismo para funcionar bien y vivir muchos años es una vida ordenada, algo que en nutrición significa el mantenimiento de una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio mantenido.

A petición de JANTOUR, Aranceta ha elaborado un decálogo para recuperar la forma física, anímica e incluso intelectual, tras el envite de la Navidad. El exceso de calorías en forma de dulces y salsas sobrecarga de actividad no sólo al estómago, sino también a otros órganos como el hígado, la vesícula y el sistema cardiovascular. La toma de platos limpios, como purés de verduras, ensaladas y zumos de frutas dejan descansar la maquinaria orgánica y la preparan para una paulatina vuelta a la normalidad. No es tan difícil, tome nota.

1. Deje que repose su sistema metabólico. Lo dicho, evite las salsas y apueste por los purés. Al principio puede resultarle complicado, pero recuerde que son sólo 20 días.

2. Hidrátese más de lo habitual. Favorecer la depuración requiere fomentar la hidratación. Beba cinco o seis veces al día, agua o zumos de fruta como piña, papaya o una mezcla de tres partes de naranja y una de limón, que limpia el aparato digestivo. Mejor entre horas.

3. Consuma más peras y zumos de fruta para mejorar el tránsito intestinal. Otra buena opción es el kiwi y la toma en el desayuno de cuatro o cinco ciruelas pasas puestas a remojo durante la noche.

4. Recupere su peso y aproveche para ponerse en forma. Suprima fritos, salsas y postres. Añada una hora de caminata al día a la media hora que habitualmente se recomienda.

5. Cocine sano. Actualice sus técnicas culinarias. Apueste por platos a la plancha, al horno, hervidos, al vapor o al papillote, con papel aluminio.

6. Rebaje a la mitad el consumo de sal. Evite por norma la refinada y use sal marina especiada con hierbas. Puede ser una buena opción.

7. Utilice el aceite de oliva, mejor virgen extra, sólo para aliñar ensaladas y hágalo, mejor, con envases que lleven pulverizador.

8. Las infusiones claras de manzanilla con anís evitan gases y la pesadez estomacal.

9. Un pensamiento positivo ayudará a su corazón y también a su salud mental.

10. No lo olvide: nuestro cuerpo necesita cinco raciones de frutas y verduras al día. Un estricto ramadán puede convertirse en un error tan fatal como no cuidarse. «Es mejor comenzar a hacer las cosas bien y mantener esa actitud en el tiempo», recuerda Aranceta.

 

Fotos

Vídeos