https://static.elcorreo.com/www/menu/img/jantour-desktop.png

¿Nacieron los pintxos del descanso dominical?

Taberna de la bilbaína calle Somera en los años 30. Revista 'Vida Vasca', n.15, Liburuklik. /
Taberna de la bilbaína calle Somera en los años 30. Revista 'Vida Vasca', n.15, Liburuklik.

En 1904, muchos bares y tabernas de Bilbao soslayaron el cierre obligatorio en domingo gracias a ofrecer algo de comida con cada consumición

ANA VEGA PÉREZ DE ARLUCEA

No se imaginan ustedes lo difícil que es seguir el rastro histórico de algo tan nuestro como el pintxo. Con tx se escriben desde hace poco, pero incluso con su grafía castellana los pinchos son un misterio insondable del que parece no haber testigo más allá de los años 40, cuando se empezó tímidamente a hablar de banderillas u otros aperitivos sencillos sujetados con un palillo. Claro está que el que no tuvieran aún su nombre actual no quiere decir que no se ofrecieran, sobre todo teniendo en cuenta que la costumbre de acompañar los tragos con algo de alimento tiene cientos de años en muchas zonas de España (aunque la palabra «tapa» surgiera a principios del siglo XX) y que la tradición del chiquiteo vasco se remonta al menos a finales del XIX.

Y sin embargo, los pintxos del pasado se resisten a aparecer. La referencia más antigua que he encontrado de momento es de 1904 y nos da pie a una hipotética y maravillosa teoría, la de que surgieran como respuesta a una ley que obligaba a cerrar aquellos establecimientos hosteleros que no ofrecieran nada de comer. El 3 de marzo de 1904 y después de décadas de debate se aprobó en el Congreso la Ley del Descanso Dominical, que imponía el domingo como día de asueto en todos los sectores. Entró en vigor para todo el país el 11 de septiembre del mismo año y en contraposición a la alegría de los trabajadores, que por fin podían disfrutar de horas de ocio, la ley se encontró con la oposición furibunda de industriales, capitalistas, comerciantes y -atención- taberneros. ¿Por qué? Pues porque las ordenanzas municipales les prohibieron la venta de alcohol.

En Bilbao, el alcalde Pedro Bilbao Arrola proclamó un bando explicando los términos y excepciones de la ley, que prohibía terminantemente la apertura en domingo de aquellos establecimientos que se dedicaran exclusivamente a expender «vinos, licores u otras bebidas alcohólicas ya estén comprendidos en las categorías de tabernas, chacolíes y restaurants-tabernas o en cualquier otra clasificación». Sí que podían subir la persiana los negocios que ordinaria y principalmente se dedicaran «a servir comidas condimentadas a fuego, en los cuales podrá suministrarse el vino necesario para éstas en cantidad prudencial».

Hecha la ley, hecha la trampa. Ahora que los obreros tenían libre el domingo entero los bares y tabernas (más de 150 sólo en Bilbao) no podían permitirse estar cerrados, de modo que los hosteleros pensaron en diversas maneras de sortear las multas. La prensa de la época nos habla de esta picaresca surgida a raíz del descanso dominical, con tácticas como por ejemplo tener la taberna aparentemente cerrada y abrir únicamente a clientes habituales o la más lógica: servir comida.

El diario 'La Rioja' contaba el 24 de septiembre de 1904 que un riojano con taberna en la calle San Francisco se había famoso en toda la ciudad dando a cada bebedor «un taquito de pan, una aceituna o una sardina» y que con ese sencillo procedimiento había despachado en domingo «más de cuatrocientos chiquitos de vino, y aun tuvo humor suficiente para tomar el pelo a cuantos municipales se acercaron al establecimiento para que lo cerrase».

Esta estrategia acabó con la paciencia del ayuntamiento, que en 1907 publicó otro bando ordenando a los comerciantes que abandonaran la resistencia pasiva y los subterfugios para empezar a aplicar, de una dichosa vez y de verdad, la ley del descanso. Puede que para entonces los parroquianos se hubieran acostumbrado a tomar un bocado entre vino y vino, o puede que no, pero sería bonito que los pintxos hubieran nacido como una triquiñuela contra la autoridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos