Food Fashion Festival, la revolución alimentaria ya está aquí

Food Fashion Festival, la revolución alimentaria ya está aquí

Food Fashion Festival acoge un ciclo de charlas y talleres gratuitos para niños y adultos con el fin de anticipar los retos de la gastronomía del futuro en un escenario de máxima incertidumbre

GAIZKA OLEA

Alertas alimentarias, advertencias de las autoridades sanitarias acerca de los preocupantes índices de obesidad infantil en un planeta en el que millones de niños sufren hambre, una invasión de plásticos por tierra, mar y aire, contaminación, calentamiento global, crisis en la producción de alimentos, alimentos aprovechables que terminan en la basura... Los informativos están llenos de noticias de este tipo, asuntos que leemos o escuchamos durante el desayuno o mientras intentamos descifrar la etiqueta de una lata de espárragos que se dicen navarros pero han sido cultivados en China o Perú. Y va siendo hora de ponernos las pilas y empezar a aportar nuestro granito individual para que las alarmas aminoren y nos enfrentemos a un futuro menos sombrío.

Food Fashion Festival (Bilbao)

Cuándo
Del 4 al 6 de octubre.
Dónde
Edificio La Palma (Correo, 3, Casco Viejo).
Programa completo
food fashionfestival.azti.es .

Ese es el objetivo del Food Fashion Festival, que desde hoy hasta el domingo se desarrollará en Bilbao organizado por el centro tecnológico experto en investigación marina y alimentaria AZTI, el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología EIT Food y el Gobierno vasco, con la colaboración de EL CORREO y una decena de empresas relacionadas con la gastronomía.

Una iniciativa gratuita destinada a niños y adultos que programa una treintena de charlas y talleres para convencer a la sociedad de que, en esta materia, «el futuro no es algo que llegará en 5-8 años, sino que ya está aquí», según subraya el director de Azti Rogelio Pozo.

Y no hablamos de un asunto que podría despreciarse por tratarse de lemas ecologistas o de fanáticos de la agricultura tradicional, sino de un sector que supone el 10,7% del Producto Interior Bruto de Euskadi y da empleo directo a 100.000 personas, entre la industria y la hostelería en sus diferentes ramificaciones. Hablamos, por tanto, de dinero contante y sonante. Pero también de salud. «Nos alimentamos porque necesitamos comer, para disfrutar y para cuidarnos», añade Pozo, quien estima que este último objetivo, el de la salud o la curación, tiene una incidencia creciente en la sociedad.

Saludable y ética

Para ello, añade, es preciso afrontar la alimentación desde «un concepto íntegro: que sea saludable, nutritiva y que se rija con unos códigos éticos: no podemos comer alimentos elaborados por mano de obra casi esclava o producidos con medios que dañen la naturaleza, que no sean sostenibles a la hora de producir residuos, por ejemplo».

Sobre salud versarán, por ejemplo, las charlas y talleres relacionados con la alimentación equilibrada para convencer a los niños de la conveniencia de introducir en la dieta productos muy saludables y ricos, o con el papel que desempeñan hoy (y lo harán más en el futuro) la ciencia y la tecnología en la consecución de alimentos más sanos, seguros y sabrosos.

Quién, cómo y dónde

El impacto de los cambios en el clima y sus afecciones a la agricultura, la pesca y la ganadería tal y como los conocemos, la imprescindible necesidad de disponer de suelos fiables en los que cultivar (un taller convertirá a los niños en científicos que examinarán la tierra) o la conveniencia de controlar la trazabilidad del género (la herramienta que permite averiguar quién, cómo y dónde ha producido lo que comemos) son lecciones que se impartirán en el Food Fashion Festival para niños y adultos.

Ante nosotros, y mientras suenan las alarmas de los científicos y los defensores de la naturaleza, se ponen en marcha herramientas capaces de amortiguar el daño, como se verá en la charla de presentación de Foodini, una impresora 3D de alimentos que permite cocinar de forma más creativa, rápida y saludable mientras minimiza la cantidad de residuos. Y los científicos nos llevarán hasta el año 2030 para visualizar cuáles serán nuestras necesidades y expectativas, cómo evolucionarán las tendencias alimentarias y cómo diseñar soluciones.

El Fashion Food Festival es un aperitivo del movimiento Food4Future, una iniciativa global que integra diversas acciones con el objetivo de promover la colaboración entre ciudadanos, investigadores y empresas, los agentes clave implicados en la transformación del mundo de la alimentación. Para materializar los valores que impulsan este movimiento en acciones concretas, el próximo año se celebrará en el Bilbao Exhibition Center (BEC) la Food4Future World Summit, un congreso que aspira a convertirse en el evento internacional de referencia para trazar las líneas maestras del futuro alimentario.

Con los pies en la tierra

El festival tuvo sus prolegómenos ayer con el Food Fun&Fan, una cita eminentemente profesional que se desarrolló en un espacio de San Mamés con el objetivo de ofrecer formación de calidad, conexiones y conocimientos útiles para ayudar a las nuevas empresas del sector agroalimentario a transformar el sistema alimentario. Más a ras de suelo se mueve el programa elaborado por el Edificio La Palma, donde será posible conocer cómo se crea un huerto urbano donde los niños podrán extraer semillas de alimentos como fresa o tomate y plantarlas en cáscaras de huevo que podrán llevar a casa para verlos crecer. O averiguar en qué consiste el plan elaborado por el grupo de Investigación Nutrición y Obesidad de la UPV para aumentar la ingesta de vegetales entre los menores. La aplicación de técnicas tradicionales de mejora genética será otro de los asuntos analizados.