Jantour

Jantour

De temporada: Lechuga

De temporada: Lechuga
Despensa

Indispensable en ensaladas veraniegas, es el momento de aprovechar y consumir las que ofrecen las plantaciones cercanas y los invernaderos

ISABEL LÓPEZ

Romana, Batavia, iceberg, lollo rosso, hoja de roble y orejas de burro son algunos de los tipos de lechuga más conocidos, junto a los cogollos, de tallo pequeño y con una cabeza parecida a la de la col. En general, las lechugas son verdes aunque hay variedades con hojas rojizas, marrones o incluso blanquecinas. Sea cual sea su color, es un producto omnipresente tanto en los hogares como en los restaurantes: no hay menú del día que se precie que no incluya una ensalada verde en la oferta de sus primeros platos, y lo mismo da que sea lunes o domingo.

Su alto contenido en agua y su baja proporción de azúcares, proteínas y grasa hacen de la lechuga uno de los alimentos con menor contenido calórico, por lo que nunca falta en las dietas de adelgazamiento. Su sabor suave y fresco favorece su consumo durante el verano, época propicia además ya que en estos meses encontramos en cualquier frutería lechugas procedentes de huertas cercanas, más sabrosas que las cultivadas en invernaderos todo el año.

Otros aliños

Lo más habitual es comer la lechuga cruda en ensaladas, en las que se acompaña de alimentos tan diferentes como frutas, conservas de pescado, marisco fresco, pasta o arroz, huevos, carne de pollo o cerdo, frutos secos, quesos y, por supuesto, otras hortalizas. El plato gana así en riqueza proteica hasta el punto de que puede convertirse en el único a consumir en una comida o una cena.

El aliño clásico (aceite de oliva, vinagre o limón y sal), puede sustituirse por salsas de yogur, mahonesa o rosa, aunque en estos últimos casos el aumento del aporte calórico sea sustancial. La lechuga es ingrediente también para elaborar, junto a otras verduras, cremas y purés. Sus hojas exteriores y más duras van por lo general a la basura cuando pueden cocerse con unas patatas y consumirse como cualquier otra verdura con un refrito de ajos.

Gazpacho verde

Ideal para los días calurosos, esta receta se elabora con ingredientes bien modestos como miga de pan; necesitaremos 100 gramos para ponerlos a remojo en agua muy fría. En la jarra de la batidora introducimos dos yogures naturales, 200 gramos de lechuga bien lavada, tres pepinillos en vinagre, dos huevos cocidos, un vaso de agua y la miga de pan, y trituramos hasta lograr una crema homogénea. Salpimentamos y aliñamos con un chorro de aceite y unas gotas de vinagre balsámico. Tras media hora en el frigorífico disfrutaremos de un original gazpacho de lechuga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos